Ir a página principal de Ir a página principal de Raíces Ir a página principal de nacion.com

Edición 51

¿Existió más de un Juan Santamaría?

 (tomado de mi libro Desde el valle del Guarco a las riveras del río La Lajuela (1680-1900), Consideraciones sobre los orígenes familiares de Juan Santamaría, próximo a publicarse)

German Bolaños Zamora

Los diferentes estudiosos de este personaje han intentado dilucidar su origen entre tanta información contradictoria o apartada de lo que muchos maestros nos han inculcado durante años sobre nuestra historia patria. Como prueba de ello, está el hecho de que los visitantes ticos en la década de los años setenta del siglo pasado, se encontraban que en Rivas todavía existía el Mesón de Guerra, lo que contradecía la historia “oficial” de que El Erizo lo había quemado y había muerto entre sus cenizas. Otro descubrimiento que sorprende a los investigadores es que al consultar otras fuentes se encuentra que el soldado Juan no fue el único que intentó realizar esa hazaña, ya que el primero fue el teniente josefino José Luis Pacheco Bertora (véase Raíces 50) y el segundo, el nicaragüense Joaquín Rosales. Estas historias –bien conocidas por los especialistas– solo hasta hace pocos años han ido saliendo a la luz pública, aunque todavía no se incluyen totalmente dentro de los temas de estudios sociales del Ministerio de Educación. Toda esta situación se vuelve más compleja al consultar una infinidad de relatos, escritos desde la óptica del vencedor y del vencido, que difieren sustancialmente las unas de las otras.

 

Lo anterior ha despertado mucha polémica entre los historiadores. Algunos han resaltado su heroísmo durante la Batalla de Rivas, el 11 de abril de 1856; otros han negado incluso su existencia, considerándolo más bien como producto de los gobiernos liberales —a partir la década de 1880—, que requerían de personajes heroicos para fortalecer la nacionalidad e historia oficial de Costa Rica, que destacaba principalmente la Campaña Nacional como una guerra en defensa de la Patria y nuestra soberanía, ante la invasión de los filibusteros, quienes intentaban anular la independencia y reimplantar la esclavitud.

 

Foto Principal: 1347374
Estatua de Juan Santamaría.

Otros investigadores han destacado que la familia de Juan también empleaba el apellido Carvajal, por lo cual no era el único personaje con ese nombre. Si se considera que el reclutamiento para la campaña de 1856 abarcaba a los hombres entre los 15 y los 50 años, el periodo oscilaría entre los nacidos entre 1806 y 1841. Se ubicaron a 20 individuos llamados Juan Santamaría, Juan Carvajal o similares; emparentados de cierta manera con la familia de El Erizo y que no aparecen reportados como fallecidos antes de la guerra contra los filibusteros. Estas personas son las siguientes:

 

Abreviaturas empleadas

Al.       Alajuela

B.        bautizado, -a

et         también

h.l.       “hijo legítimo”

h.n.     “hijo natural”

mst.     mestizo, -a

mlt.     mulato, -a

N.        nació

 

1.   Juan Manuel Carvajal (B.Al. el 29/5/1807, mst.), h.n. de María del Carmen Santamaría (en 1801, 1817; Carvajal en 1801, 1805, 1807, 1819, 1847). Era primo segundo de la progenitora del Erizo. Tendría 49 años en 1856. Sin más datos.

 

2.   Juan María Santamaría Rodríguez (B.Al. el 18/4/1812, mlt.), h.l. de Mateo Santamaría [En 1793, 1795, marzo y mayo de 1798, 1800, 1805, 1809, 1812, 1878; Carvajal en 1806, 1809, 1819] y de María Narcisa Rodríguez (en 1795, 1805; María Rodríguez en 1793; María Narcisa Gallego en 1798, 1803; Petronila Carvajal en mayo de 1798; Narcisa Gallego en 1800; Narcisa Rodríguez en 1812). Con 44 años para la campaña. Tío materno del héroe. Sin más datos.

 

3.   Juan Manuel Santamaría (N. el 5/5/1813; B.Al. el 8/5/1813), h.n. de María Francisca Santamaría (en 1772, 1797, 1799, 1804, 1806, 1808, 1813; Carvajal en 1798, 1799, 1817, 1819, 1827, 1833, 1835). Tendría 43 años en 1856. Primo hermano de la madre del héroe. Sin otras referencias.

 

4.   Juan José Santamaría Acuña (N y B.Al. el 4/9/1813), h.l. de José del Carmen Carvajal (Santamaría en 1813, 1815, 1818, 1820, 1851) Sánchez y de Ventura Gertrudis Acuña Fonseca. Contaría con 43 años en 1856. Su padre era primo hermano de la madre del Erizo. Sin más datos.

 

5.   Juan J. Santamaría (En 1837; Carvajal en 1835) (n.h. 1814). Se ignora su ascendencia. En 1856 tendría 42 años. Casó hacia 1834 con Teresa Bartola Villalobos Quesada (N. el 26/8/1814; B.Al. el 27/8/1814), h.l. de Juan Reyes Villalobos Jiménez y de María Manuela Quesada Quirós. Con descendencia.

 

6.   Juan de Jesús Carvajal Conejo (N. el 17/5/1820; B.Al. el 18/5/1820), h.l. de Juan de Dios Carvajal (Santamaría en 1809, 1823) y de María Manuela Conejo Núñez. Contaría con 36 años para la guerra de 1856. Primo segundo del Erizo. Sin mayor información.

 

7 y 8. Juan Guillermo Santamaría Solano (B.Al. el 25/6/1827) y Juan Raimundo Carvajal Solano (N. y B.Al. el 20/2/1829), h.l. de Domingo Santamaría (En 1806, 1808, 1811, 1814, 1818, 1819, 1821, 1822, 1825, 1827, 1828, 1831, 1832; Carvajal en 1829, 1834, 1839) y de María Estéfana Solano Cruz. Contarían con 29 y 27 años respectivamente para 1856. Primos segundos de Manuela Santamaría. Sin más datos.

 

9.   Juan Mártir Carvajal (N. y B.Al. el 8/3/1829), h.n. de Jerónima Remigia (María Remigia en 1836) Acuña (luego legitimada como Carvajal Acuña por el matrimonio posterior de sus padres). Ella era prima segunda de El Erizo. Su hijo tendría 27 años en 1856. Sin más datos.

 

10. Juan de la Trinidad de los Desamparados Carvajal (N. y B.Al. el 6/6/1830). h.n. de María Manuela Santamaría (en 1800, 1838, 1878; Gallego en 1831; Carvajal en 1837) Rodríguez. Hermano del héroe. Contaría con 26 años para la campaña. Sin más información.

 

11. Juan María Gallego (et Juan Santamaría, el héroe de la batalla de Rivas) (N. y B.Al. el 29/8/1831). † en 1856, h.n. de María Manuela Santamaría (en 1800, 1838, 1878; Gallego en 1831; Carvajal en 1837) Rodríguez. Hermano del anterior. Tendría 24 años durante la guerra contra los filibusteros.

 

12. Juan de Dios Carvajal Arroyo (N. el 15/12/1833; B.Al. el 16/12/1833), h.l. de Pedro (Pablo en 1817) Nolasco Santamaría [en 1797, 1818, 1825, 1830, 1832, 1878; Carvajal en 1817, 1819, 1821, 1823, 1827, 1829, 1832, 1833, 1835, 1837, 1841, 1843, 1844, 1845, 1850, 1873) y de Antonia (Juana en 1850) Arroyo (Orozco en 1830; Santamaría en 1878) Elizondo. Para la campaña de 1856 tendría casi 23 años. Hermano de Juan de Jesús (ver número 7); su padre era primo segundo de Manuela Santamaría, la madre del Erizo. Casó posiblemente con María Josefa Zamora Ramírez, h.l. de José Melchor Zamora Chaves y María del Espíritu Santo Ramírez. Con descendencia en Grecia.

 

13. Juan José Carvajal Loría (N el 25/8/1836; B.Al. el 26/8/1836), h.l. de José María Santamaría (Carvajal en 1835, 1836, 1838, 1839, 1840) y de María Andrea Loría Calvo. Contaría con 20 años en la guerra contra los filibusteros. Primo segundo del soldado Juan. Sin más datos.

 

14. Juan de Jesús Carvajal Peñaranda (N. el 19/5/1838; B.Al. el 20/5/1838), h.l. de Juan José Santamaría (en 1804; Carvajal en 1835, 1837, 1838, 1841, 1845, 1846, 1847, 1850, 1851, 1853) y de Lucía Francisca (Francisca Luisa en 1835) Peñaranda. Tendría 18 años durante la campaña nacional. Era primo segundo de El Erizo. Casó en Al. el 21/1/1881 con Ana Solano Arias (n.h. 1863), h.l. de Manuel de las Mercedes Solano Calvo y de Felícitas Josefa Gertrudis Arias Salazar (†). Con descendencia.

 

15. Juan de la Trinidad Carvajal (en 1838; 1863, diciembre de 1865, 1870, 1873, 1896, 1900; Santamaría en 1859, 1861, mayo de 1865, 1868, 1875, 1878, 1893) (N. el 30/10/1838; B.Al. el 31/10/1838), h.n. de Manuela Carvajal. Murió en Alajuela el 30/4/1900. Tendría 18 años durante la campaña de 1856. Nieto de José María Santamaría o Carvajal (n.h. 1779-1856) y de su primera esposa María de la Encarnación de la Cruz Alvarez. Casó en Alajuela el 5/2/1859 con Domitila Delgado Sandoval (N el 25/3/1841; B.Al. el 26/3/1841), h.l. de Antonio Florentino Delgado Solórzano y de Lucía Micaela Sandoval Murillo. Con descendencia.

 

16. Juan de Jesús Carvajal (en 1839, 1861, 1865; Santamaría en 1862, 1865, 1867, 1868, 1872) (N. y B.Al. el 1/1/1839), h.n. Juana Micaela Santamaría (Carvajal en 1827, 1833, 1837, 1848, 1861). Tendría 17 años durante la guerra de 1856. Su madre era prima hermana de Manuela Santamaría, la progenitora del Erizo. Casó en Alajuela el 29/11/1861 con María Josefa Calvo Salazar, h.l. de Antonio María Calvo (de Heredia) y de María Jacoba Salazar (u.ap). Con descendencia.

 

17. Juan María Carvajal (en 1840, 1860, el 18/5/1862, 1864, 1867, 1868, 1871, 1874, 1878, 1879, 1882, 1883, 1887, 1888, 1889, 1891; Santamaría el 17/5/1862, 1876, 1899) Loría (N el 2/7/1840; B.Al. el 3/7/1840), h.l. de José María Santamaría (Carvajal en 1835, 1836, 1838, 1839, 1840) y de María Andrea Loría Calvo. Hermano de Juan José (ver número 12). Tendría 16 años durante la campaña. Primo segundo del héroe. Casó en Alajuela el 16/5/1860 con Gabriela de Jesús Sibaja Sibaja (N el 10/1/1845; B.Al. el 11/1/1845), h.l. de Dámaso de los Angeles Sibaja Calvo y de Juliana de Jesús Sibaja Delgado. Del Barrio de La Concepción. Con descendencia.

 

18. Juan de Jesús Carvajal (N. el 26/12/1841; B.Al. el 27/12/1841), h.n. de María Rafaela Carvajal [Santamaría en 1850, 1851, 1852, 1868; Calvo en 1858; ¿Gallegos en 1849?]. Su madre era prima hermana de El Erizo. Contaría con 15 años durante la guerra del 56. Sin más información.

 

El historiador Raúl Arias Sánchez en su libro Los soldados de 1856 (próximo a editase), publica una detallada lista de los hombres que lucharon contra los filibusteros. Se han clasificado en dos grupos: los caídos, referidos a los fallecidos o heridos en combate; y los ilesos. Los listados se basaron en la información del Archivo  Nacional, principalmente de las listas del Dr. Hoffman, del Presbo. Francisco Calvo, así como el de los integrantes de las milicias que se levantaron en las ciudades del país. Entre ellos se destaca los correspondientes a Alajuela, como a continuación se puntualiza:

 

Caídos de Alajuela:

 

APELLIDO

NOMBRE

GRADO

BATALLA

AÑO

CONDICION

SANTAMARÍA

JUAN

SOLDADO

RIVAS

1856

COLERA

OBSERVACION  INSCRITO EN EL LIBRO DEL PADRE CALVO. EXISTEN VARIAS VERSIONES DEL ACTO HEROICO

 

En el Libro de los Muertos en la Campaña Nacional 1856-1857, de monseñor Víctor Sanabria (1932, Librería Lehmman) se anota en la página 33, que en el Libro del padre Francisco Calvo, al folio 34, está el asiento Nº 384 que dice:

 

“En la Campaña y de camino de Nicaragua a Costa Rica, de la epidemia del cólera, murió el soldado Juan Santa María, soltero, de Alajuela. Se le dió sepultura y para que conste lo firmo”

 

F. Calvo

(rúbrica)

 

Al margen: Juan Santa María, soltero, de Alajuela.

 

La existencia de esta partida de defunción ha originado entre los defensores de la existencia de Juan Santamaría, la hipótesis de que en la Campaña Nacional habían participado por lo menos dos personas con el mismo nombre: una, El Erizo muerto heroicamente en Rivas, y el otro fallecido a causa del cólera, cuando el ejército expedicionario se retiró hacia nuestro país. Los argumentos anteriores están respaldados con lo expuesto por Manuela Santamaría al solicitar al Gobierno el 19 de noviembre de 1857 una pensión por la muerte de su hijo, donde declara:

 

“... que haviendo marchado mi hijo Juan Santamaría, llamado vulgarmente Herizo, en la primera expedición, que fué á Nicaragua el año po.po., á combatir al Filibusterismo, y en clase de Cabo, ó Tambor, y como Soldado del Exército vencedor de Costa-rica, militó como uno de los mas valientes, y por ultimo no haviendo havido en todas las filas otro que tuviese valor de incendiar el mesón, en donde se hallaba refugiado y parapetado el enemigo, cauzando gravísimas perdidas en nuestras fuerzas, él fue el unico, que despreciando el evidente peligro de su existencia, se decidió á perderla, por desalojar al enemigo, y economizar la perdida de tanta gente: y en efecto habiéndolo puesto en ejecución, sin que le arredrase, ni le pudiese intimidar el torrente espantoso de las balas que le lanzaron los rifles filibusteros en defensa de su guarida, consumó felismente la obra, junto con el sacrificio de su vida, quedando sepultado bajo las ruinas del indicado mesón como es público y notorio ...”

 

Esta historia es corroborada el 5 de diciembre de 1864 cuando Manuela solicita un incremento a su pensión, aprobada el 9 de junio de 1865. Asimismo, en la información ad perpétuam levantada en 1891, los testigos reafirman el hecho de que Juan Santamaría murió durante la batalla de Rivas.

 

Como se dijo anteriormente, la obra del señor Arias Sánchez también incluye los listados de los soldados considerados como ilesos. Es importante aclarar, que según el autor, muchas de estas personas posiblemente no participaron en la guerra, por constituir las reservas que el ejército mantenía como estrategia bélica. Para el caso de Alajuela y que se relacionan con este artículo, se destacan los siguientes datos:

 

Ilesos de Alajuela:

 

APELLIDO

APELLIDO2

NOMBRE

GRADO

BATALLA

CONDICION

CARVAJAL

 

TRINIDAD

SOLDADO

NO HAY DATOS

ILESO

OBSERVACIÓN: APARECE ENLISTADO EL 16 DE OCTUBRE DE 1856, LISTA 604

 

APELLIDO

APELLIDO2

NOMBRE

GRADO

BATALLA

CONDICION

CARVAJAL

 

TRINIDAD

SOLDADO

NO HAY DATOS

ILESO

OBSERVACIÓN: APARECE ENLISTADO EL 17 DE OCTUBRE DE 1856, LISTA 616

 

Los registros anteriores, levantados con un día de diferencia, hace sospechar de que se puede tratar de la misma persona, incluida dos veces por error. Posiblemente se trate de Juan de la Trinidad Carvajal o Santamaría, nacido en 1838, e hijo de Manuela Carvajal. Murió en Alajuela el 30/4/1900 (ver número 15). También podría ser que alguno de ellos fuera Juan de la Trinidad Carvajal Fonseca  (N. el 27/3/1838; B.Al. el 28/3/1838), h.l. de José Manuel Carvajal González y de Nicolasa Fonseca Solís. Falleció el 8/8/1857, citado como adulto y soltero. Sin ninguna relación comprobada con los Santamaría.

 

APELLIDO

APELLIDO2

NOMBRE

GRADO

BATALLA

CONDICION

CARVAJAL

 

JUAN DE DIOS

SOLDADO

NO HAY DATOS

ILESO

OBSERVACIÓN: APARECE ENLISTADO, ANCR: GUERRA Y MARINA 9150

 

Por todas las referencias, debe tratarse de Juan de Dios Carvajal Arroyo, nacido en 1833 (ver número 12).

 

APELLIDO

APELLIDO2

NOMBRE

GRADO

BATALLA

CONDICION

SANTAMARIA

CARVAJAL

JUAN

SOLDADO

NO HAY DATOS

ILESO

OBSERVACIÓN: APARECE ENLISTADO, ANCR: GUERRA Y MARINA 9150

 

Con tan pocos datos, es muy difícil su identificación. Podría ser cualquiera del listado anterior.

 

APELLIDO

APELLIDO2

NOMBRE

GRADO

BATALLA

CONDICION

SANTAMARIA

CARVAJAL-L

JUAN

SOLDADO

NO HAY DATOS

ILESO

OBSERVACIÓN: APARECE ENLISTADO, ANCR: GUERRA Y MARINA 9150

 

La indicación de la letra L después del apellido Carvajal, permite establecer que se trata de Juan José Carvajal Loría, nacido en 1836, o su hermano Juan María Carvajal (o Santamaría) Loría, nacido en 1840 (ver números 13 y 17).

 

Un análisis de los nombres de las últimas cuatro personas, descarta definitivamente que se traten de miembros de otras familias Carvajal no enlazadas con los Santamaría, ya que solo se encontraron cinco personas llamadas Juan Carvajal, nacidas entre 1815 y 1841, y en edad para cumplir sus deberes militares [Juan Gregorio y Juan de Jesús Carvajal Morera, nacidos en 1815 y 1822; Juan José Carvajal, nacido en 1823; Juan Gabriel Carvajal Fonseca, nacido en 1836; y Juan de Jesús Carvajal Soto, nacido en 1841], pero ninguna corresponde a los personajes buscados.

 

Como conclusión se puede decir, que efectivamente hubo varias personas homónimas de El Erizo que también participaron en la Campaña Nacional, o por lo menos que fueron enlistadas en su oportunidad. Solo queda dilucidar si el soldado Juan efectivamente cayó intentando quemar el mesón, o si falleció víctima del cólera. Si es el mismo personaje, significa que sobrevivió al ataque de los filibusteros, para morir poco después víctima de la espantosa enfermedad que tanto enlutó a los hogares costarricenses y nicaragüenses. Este hecho no menoscaba la figura de Juan, ya que lo importante es la valentía que demostró en la acción militar, al igual que aquellos que ofrendaron su vida para lograr el éxito de las armas ticas. La creación de un héroe siempre está rodeada de una aureola de gloria y actos épicos: es mucho más impactante para sus contemporáneos y las futuras generaciones, que un valiente muera en combate y no a causa de algo tan banal como una simple enfermedad. El heroísmo jamás debería medirse en esa forma, si no por las hazañas, fama o virtudes de las personas ilustres que las realizan.

Glosario

Familias estudiadas

Ediciones anteriores


© 2006. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido,
transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del Grupo Nación GN S.A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Número telefónico: (506) 247-4747. Fax: (506) 247-5022.