La Nación Digital. Columna Raíces

Edición 16

Alfaro: antigua familia costarricense

El conquistador Cristóbal de Alfaro

Mauricio Meléndez Obando

Gran cantidad de apellidos en Costa Rica tiene su más antiguo asiento en la ciudad de Cartago, única ciudad española en el Valle Central por más de 150 años, hasta la fundación de la villa de Cubujuquí (después Heredia) y la Boca del Monte (después San José).

En muchos casos, conocer el lugar exacto de procedencia de los primeros vecinos no ha sido posible pues muchos de los registros eclesiásticos y civiles más antiguos se perdieron; sin embargo, nunca perdemos la esperanza de que aparezca algún documento esclarecedor.

El primer individuo Alfaro que ingresó al país fue el conquistador Cristóbal de Alfaro, quien -según el historiador Carlos Meléndez Chaverri- vino procedente de Cartagena de Indias a unirse con Perafán de Ribera.

Antes había sido conquistador en Veragua, Tierra Firme (Panamá).

Alfaro, quien nació hacia 1540, llegó a ser encomendero del pueblo de Xarixaba, con "sus barrios y estancias, caciques y principales" (150 indios) y además de Aquiay e Istarú, en 1569.

Se destacó en la función pública como alcalde de Aranjuez (en el Pacífico), fue factor y veedor, y en 1577 figura como regidor y tesorero de la ciudad de Cartago.

Casó con Catalina Gutiérrez Jaramillo, quien era viuda de Juan Cabral e hija del conquistador Gómez Jaramillo y Magdalena Gutiérrez.

Meléndez Chaverri le da por fecha de muerte 1585.

Este apellido es común en el resto de los países centroamericanos, particularmente en El Salvador.

En la siguiente dirección electrónica encontrará datos interesantes sobre el apellido Alfaro en España y el resto del mundo. Cuenta con gran cantidad de nombres de personas con este apellido interesadas en genealogía de distintos lugares del planeta.

http://members.tripod.com/~Antonioalfaro/


Temas de esta edición:
Descendencia de la familia Alfaro

Glosario
Familias estudiadas
Ediciones anteriores



Este material tiene derechos reservados ©y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. 2000. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr