La Nación Digital. Columna Raíces

Edición 7

La familia Cartín

Mauricio Meléndez Obando

La llegada a Costa Rica de varios irlandeses y un inglés en la última tercera parte del siglo XVII, como ya comenté en la anterior edición de Raíces, se explica por las incursiones de los piratas franceses en las colonias británicas e irlandesas del Caribe.

Es posible que de la misma manera como llegó Juan Matías de Mores haya arribado al puerto de Matina José Daniel Cartín.

Los cambios de apellidos fueron frecuentes en la época colonial (véase la Edición 3 de Raíces) y con mayor razón con casos de europeos no españoles.

¿Cuál era realmente el apellido de José Daniel? Todavía está en discusión. Hay que investigar más profundamente cómo era la pronunciación del inglés en Irlanda en ese tiempo para tener una idea más certera de la forma original del apellido.

El primer problema que encontramos es que este, como los demás irlandeses que llegaron a Costa Rica, no sabían firmar; entonces, no contamos más que con la forma en que lo consignaba el escribano o tinterillo de turno.

Aunque en el caso de Juan Matías de Mores, luego aprendió a firmar, pero cuando ya estaba en territorio costarricense y cuando habían españolizado su apellido.

Sin embargo, podemos postular algunas hipótesis sobre el origen de Cartín, que quizá más adelante se puedan resolver.

Cuando José Daniel casa en 1677 es citado como "Tarche" -apellido paterno-, cuya forma inglesa es probable que haya sido Tatcher. Su madre es citada como "Carte", que bien pudo haber sido una pésima transcripción de McCarthy o de Carter. Si fue así, entonces, José Daniel fue conocido con el apellido de su madre, que finalmente devino en Cartín.

Muchos miembros de esta familia cuentan que la tradición familiar asegura que el apellido es francés; curioso que se le asigne la nacionalidad de los causantes de la llegada de este irlandé a Costa Rica...

El fundador

Presento en primer lugar al fundador de este apellido y los descendientes que conocemos y que se ha podido comprobar documentalmente.

La siguiente no es una investigación exhaustiva, pero será un punto de partida fundamental para cualquier interesado en esta familia hoy diseminada por todo el territorio nacional.

Cuando no existe la prueba, lo marcamos con las palabras "posiblemente" o "probablemente"; esto indica que hay indicios para hacer tal afirmación, pero que aún no he hallado la prueba documental.

En el caso de esta familia, los descendientes en la actualidad provienen de dos troncos, cuyos nexos entre ellos aún no se han podido esclarecer.

Se trata de la familia de Felipe Cartín y la familia de Josefa Cartín. Es posible que ambas sean descendientes del fundador José Daniel Cartín, pero hasta el momento no se han encontrado suficientes indicios al respecto. Aunque originalmente estaban muy localizadas, hoy estas familias se hallan en todo el país; sin embargo, podemos decir que hasta el siglo pasado la familia Cartín de Escazú y Cartago descendían de Felipe Cartín y los de Heredia eran descendientes de Josefa Cartín.

Téngase presente que durante la Colonia no se empleaban los dos apellidos como en el presente; no obstante, para evitar confusiones pongo, en algunos casos, los dos apellidos que les hubieran correspondido. Por ejemplo, Pedro Nicolás Cartín fue conocido siempre así y nunca Pedro Nicolás Cartín Umaña, como yo lo cito. En otra columna me referiré a las diferentes posibilidades como una persona es citada en los documentos coloniales.

Finalmente, téngase presente que cuando en una familia sus miembros son citados con diferentes "clases" (mestizos, españoles y aun mulatos), lo que indica es que en su orígenes son mezclados. (Véase , en la Edición 5 de Raíces).

El genealogista Ramón Villegas Palma facilitó la información sobre la familia Cartín Castillo de Escazú.

Temas de esta edición:
Descendientes de José Daniel Cartín
Descendientes de Felipe Cartín
Descendientes de Josefa Cartín
Cartín misceláneos


Glosario
Familias estudiadas
Ediciones anteriores


Este material tiene derechos reservados ©y no debe ser reproducido sin el permiso explícito del Diario o del servicio en línea. La Nación Edición Electrónica es un servicio de La Nación, S.A. 1999 ¨. Para mayor información, escriba a webmaster@nacion.co.cr