Sigue informe

LA POBLACIÓN COSTARRICENSE DE LA GAM:

SITUACIÓN, VIVENCIAS Y EXPECTATIVAS ELECTORALES

PARA EL 2002

RECONOCIMIENTO AL PERSONAL DE APOYO: ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL Y FUNCIONARIOS DEL IDESPO

Equipo investigador:

Irma Sandoval, Coordinadora Programa Consultoría

María de los A. Carrillo

Odalía Calderón

Hugo González

Carlos Carranza

Recolección, codificación y digitación:

Andrés Alpízar

Berta Alvarez

Rebeca Alvarez

Carlos Arguedas

Noelia Avalos

Mirey Badilla

Viviana Barrantes

Jairo Cabraca

Javier Céspedes

Jorge Cerdas

Dulce Ma. Cerdas

Javier Céspedes

Román Cordero

Joselin Corrales

Yensi Corrales

Francis Cruz

Victoria Cruz

Yery Charpentier

Andy Escamilla

Rebeca Espinoza

Ivonne Fallas

Dixon Gómez

Juan José Hernández

Ricardo Herrera

Nelsy Jiménez

Zulay Jiménez

Maricel López

Oldemar Madrigal

Betzabeth Martínez

Ronald Martínez

Jorge Méndez

Cinthya Mora

Grettel Mora

Andrea Morales

Heidi Murillo

Nancy Murillo

Jefferson Oporto

Melissa Pérez

Daniel Quirós

Biryana Reyes

Mónica Rodríguez

Graciela Romero

Karol Ruiz

Karina Salazar

Angie Sánchez

Carol Sánchez

Carmen Solano

Stephanie Solera

María de los A. Sosa

Armando Tercero

Kenneth Ureña

Andrea Varela

Luis Carlos Vásquez

Bertalía Vega

Sandra Vega

Ana Lucía Venegas

Roy Zárate

Supervisión del trabajo de campo:

        Carlos Sánchez    Carlos Jobson

   Eduardo Cascante   Bernal Villalobos

Procesamiento de datos:

Carlos Sánchez

Carlos Jobson

Transcripción del informe:

Damaris Agüero


PRESENTACION

Con esta publicación, el Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO) de la Universidad Nacional, cumple seis años de entregar a los tomadores de decisión y medios de comunicación el sentir de la opinión pública de estratos medios y altos del Gran Area Metropolitana sobre el impacto que en su vida cotidiana causa la crisis económica que vive el país.

La Universidad Nacional ha hecho este esfuerzo sistemático, con el fin de ofrecer las tendencias de cambio en la opinión pública sobre áreas de interés público, como son los principales problemas que afectan a Costa Rica, las dificultades que enfrentan las familias, los ajustes que se tienen que hacer día a día en educación, empleo, recreación, transporte y alimentación, entre otros.

También ha sido de interés las situaciones laborales de la población entrevistada.

Además, a solicitud de los/as usuarios/as de la información, se han hecho estudios similares en estratos de bajos ingresos de las/los residentes del Area Metropolitana y hoy se presentan los datos de la Encuesta No.10.

En esta ocasión se le da énfasis a la información política en lo que se refiere a las expectativas que tiene la ciudadanía hacia las elecciones del 2002 y el nuevo gobierno, así como las simpatías por los partidos políticos y su decisión de voto.

También se incluye en este informe cómo perciben las poblaciones entrevistadas el próximo año y si harán las actividades que acostumbran en Navidad y en el período de vacaciones.

La Universidad Nacional y el IDESPO en particular como siempre están a disposición de los/as usuarios/as de la información para recibir comentarios o profundizar en algunos aspectos que se crean convenientes.

HALLAZGOS RELEVANTES

SITUACIÓN NACIONAL

Las dificultades de tipo económico son los que se consideran como el principal problema que tiene el país, tanto entre los estratos de clase baja como en los estratos medios y altos.

En segundo lugar se resaltan problemas sociales como la delincuencia y las drogas.

El problema del desempleo es el tercer problema que sufre el país, sobre todo en los estratos bajos.

El gobierno es considerado como el principal responsable de estos problemas que enfrenta Costa Rica.<

II. PROBLEMAS FAMILIARES Y SOLUCIONES

El principal problema que tienen las familias entrevistadas es la “situación económica difícil”, tanto para los sectores medios y altos como para los de bajos ingresos.

La falta de vivienda y el desempleo son también mencionados entre los estratos bajos; mientras que la falta de comunicación y el desempleo son los que preocupan a los estratos medios y altos.

Las familias entrevistadas han enfrentado los problemas económicos buscando más trabajo, enviando a sus miembros a trabajar y a buscar trabajo.

El porcentaje de familias entrevistadas que reporta haber realizado ajustes va en aumento desde Diciembre 1999, tanto entre familias de sectores bajos como entre los sectores medios y altos.

Para la presente encuesta, las familias reportan mayores ajustes en vestuario y recreación, sobre todo entre los estratos de bajos ingresos.

IV. SITUACIÓN LABORAL

El 62 por ciento en la GAM y el 53 por ciento en el AMSJ, manifestaron estar trabajando al  momento de la encuesta.  Para las personas de clases media y alta, las principales ocupaciones son las de profesionales (28%), seguido por los comerciantes (17%), así como el grupo de trabajadores en servicios (16%).  En la encuesta personal se destacan los artesanos y operarios (32%), seguido de los trabajadores en servicios (30%).

Similar a los datos de Junio 2001, un 30 por ciento de los estratos medios y altos reporta haber tenido alguna crisis laboral.  En el caso de las personas de clase baja, es un 49 por ciento el que experimentó alguna crisis, aunque se denota una baja con respecto a Diciembre 2000 y Junio 2001, sigue siendo un porcentaje alto de personas que reporta esta condición de crisis.

El porcentaje de personas de clases media y alta que manifiesta que su principal fuente de ingresos ha estado en riesgo, aumenta considerablemente (44%) con respecto a las encuestas anteriores.  Para el caso de la encuesta personal también se da un aumento considerable, ya que es un 60 por ciento los que así opinan.

La mayoría de las y los entrevistados en ambas encuestas manifiestan tener poca seguridad de contar el próximo año con su principal fuente de ingresos.

V. LA DEMOCRACIA Y SUS INSTITUCIONES

Hay diferencias por condición social en cuanto a la confianza que se tiene hacia diferentes instituciones del país.  En la GAM se tiene “mucha confianza” en las universidades públicas (66%), en los medios de comunicación (45%) y en el Tribunal Supremo de Elecciones (45%).

Por su parte, en el AMSJ, con representación de sectores de bajos ingresos, la mayor confianza está depositada en los medios de comunicación (44%) y la Iglesia Católica (41%).

Entre las instituciones que la población de la GAM indica tener “ninguna confianza” la que más se cita en esta categoría es la Asamblea Legislativa (45%) y le sigue el rubro compuesto por “otras iglesias” (42%).

La Iglesia Católica ha recuperado credibilidad entre las y los entrevistados/as de los estratos medios y altos.

Es el Poder Legislativo el que también se cita en la AMSJ como la institución que mayoritariamente da menos confianza (43%) y le sigue en orden de importancia, en igualdad de condiciones, otras iglesias, la Iglesia Católica y las universidades privadas.

VI. EXPECTATIVAS PARA EL PROXIMO AÑO Y NUEVO GOBIERNO

El futuro de la familia en el año 2002 en general se percibe optimistamente, pues la mayoría cree que le irá mejor o será igual.

Sin embargo, un 18 por ciento de quienes son de estratos medios y altos y un 14 por ciento de los/as de bajos ingresos presienten que les irá peor.

Poco más de una tercera parte de la población entrevistada en estratos medios y altos considera que la situación del país será peor a la actual.

Esta percepción la comparte un 24 por ciento de las personas de estratos de bajos ingresos.

En comparación con Diciembre 1997 (período electoral anterior), no se observan diferencias entre los estratos medios y altos sobre cómo se percibe la situación familiar, lo que sí sucede entre las personas de bajos ingresos, donde si hay un optimismo de casi la mitad de la población sobre cómo se ve el futuro familiar para el próximo año.

Esta percepción sigue prevaleciendo cuando se compara la información obtenida en los dos períodos preelectorales (Diciembre 1997/Diciembre 2001).

En la GAM se ve igual o peor el futuro del país el año próximo, con porcentajes mayores a hace cuatros años.

En el AMSJ el futuro se observa más optimistamente.

Los datos del IDESPO revelan que en los sectores de estratos medios y altos, una de cada cuatro personas considera “muy probable” que el próximo gobierno pueda solucionar el problema de la “explotación sexual de niñas, niños y adolescentes”.

Alrededor de una tercera parte (32%) cree que se podría mejorar “mucho” la deserción colegial.

Un 28 por ciento tiene la expectativa de que el próximo gobierno solucionará en “mucho”

la situación de inseguridad ciudadana.

Sin embargo, estos datos revelan poco optimismo porque una nueva administración gubernamental solucione los principales problemas que aquejan día a día a la población costarricense de la GAM: vivienda, pobreza, trabajo ...

En los sectores de bajos ingresos, las expectativas son más optimistas, pues los porcentajes son más altos en cuanto a la capacidad gubernamental para solucionar los problemas.

En todas las dificultades mencionadas al menos una tercera parte manifiesta que espera “mucho” que el gobierno contribuya a solucionar los problemas de pobreza (39%), situación de los agricultores (42%) y desempleo (38%), por ejemplo.

VII. ELECCIONES NACIONALE

Elección del presidente

La mayoría de las personas de clases media y alta, así como los de clase baja, piensan acudir a ejercer el derecho al sufragio el próximo 3 de febrero.

Si se comparan los datos de esta encuesta con los obtenidos en la encuesta de Diciembre 1997, se concluye que de mantenerse las condiciones actuales, el porcentaje de abstención disminuirá en las próximas elecciones.

La población indecisa de acudir a la urnas electorales el 3 de febrero del 2002 y votar para presidente, fundamenta principalmente su posición en que los candidatos no son confiables, que la campaña no les convence, todavía les falta criterios, no conocen lo que plantean los candidatos, no se ofrece solución a los problemas del país o que esperarán hasta el último momento para tomar su decisión.

Las y los indecisos de clases media y alta dicen que se podrían decidir a votar para presidente si ven que se “cumplen las promesas”, se les “explican los planes de gobierno”, si “tienen más información del candidato” y si hay “un cambio en el tipo de campaña que se viene haciendo”.

Las y los indecisos de clase baja también manifiestan que podrían decidirse a votar para presidente si se “cumplen las promesas” o “se solucionan los problemas del país”.

Los debates no es algo que ayude a los/as indecisos a cambiar de criterio, pues sólo el 4 por ciento de los y las entrevistadas en la GAM y el 2 por ciento de los y las entrevistadas en el AMSJ manifiestan que su decisión depende de los debates.

A las personas indecisas de las dos encuestas les llama más la atención un partido mayoritario y esto se da principalmente entre las personas de bajos ingresos, pues así opina el 70 por ciento, mientras que en los estratos medios y altos el porcentaje es de un 53 por ciento.

En la población entrevistada en la GAM y que manifiesta estar indecisa, un 23 por ciento dice que no le gusta ningún partido de los que se encuentran inscritos para aspirar a la presidencia de la República.

En el AMSJ ese porcentaje es de un 9 por ciento.

Elección de diputados y diputadas

Las personas entrevistadas en las dos encuestas estarían inclinándose también a votar por un partido mayoritario para diputados y diputadas, siendo en la clase baja en donde se da mayor preferencia por estos partidos.

De este modo, en las clases media y alta hay una mayor disposición de votar por los partidos nuevos o emergentes.

La población que está indecisa de votar por quienes han de representar la Asamblea Legislativa, fundamentan su posición en que

“no conocen quiénes son las personas que aspiran a la Asamblea Legislativa”, razón que dan principalmente las personas de la GAM (51%), mientras que en el AMSJ el porcentaje en este rubro es de un 40 por ciento.

Cuando conozcan quiénes son y cuál es la trayectoria de los candidatos/as, los/as indecisos de votar por los representantes del pueblo podrían decidirse a votar.

  Algunos dicen que el “mantener la democracia” es una razón que los llevaría a decidirse a votar para elegir representantes ante la Asamblea Legislativa.

Al igual que para presidente, para estas posiciones les atraerían más los partidos mayoritarios.

Elección de regidores y regidoras

Para ocupar puestos en los gobiernos locales, las personas entrevistadas se estarían inclinando en mayor medida por partidos mayoritarios, principalmente los del AMSJ, donde el 54 por ciento opina así; en la GAM, estarían apoyando a los partidos mayoritarios un 45 por ciento.

Hay más indecisos e indecisas entre la población de la GAM (25%) que en el AMSJ, donde hay un 19 por ciento.

Las personas de las dos encuestas dicen estar indecisas porque no conocen a las personas que aspiran a esos puestos, no saben cuántos candidatos hay o porque no les llama la atención, porque siempre prometen y no cumplen.

Finalmente, se estarían decidiendo para votar por regidores y regidoras si son personas honradas, trabajadoras y que beneficien a su comunidad.

También se sienten más identificados con los partidos mayoritarios que con otras opciones políticas que hay para que ocupen estos puestos regionales.

¿Motiva la campaña electoral a votar?

El 43 por ciento de las personas entrevistadas de estratos bajos y el 53 por ciento de los de estratos medios y altos dice que la campaña motiva poco a votar.

Razones como: ofrecen y no cumplen, desconfianza del pueblo, no se cree en los discursos y proyectos y que la campaña es sucia, son las que inducen a pensar de esa manera.

Alrededor del 30 por ciento de las y los entrevistados/as tanto de estratos medios y altos como de estratos bajos, considera que la campaña no motiva a votar. Algunas de las razones para opinar así es la falta de confianza, la percepción de que lo que dicen es demagogia, que la campaña es sucia y que son corruptos.

Aspectos que influyen en que las personas se decidan a votar

Entre las personas de estratos bajos que consideran que algunos aspectos influyen mucho en la decisión de votar, citan la propaganda a través de los medios de comunicación en primer lugar, seguido de los resultados de encuestas y debates y foros.

Entre las personas de estratos medios y altos, también los temas de campaña aparecen en ese mismo orden de importancia, como los aspectos que influyen “mucho” en que las personas se decidan a votar.

Sin embargo, algunos porcentajes son significativamente superiores.<

Así, son los estratos medios y altos los que consideran que los debates, foros y entrevistas influyen mucho en la decisión de votar; mientras entre los estratos de bajos ingresos el porcentaje de personas que dice que es la propaganda a través de los medios de comunicación la que más influye es significativamente superior.

Sin distingos de condición social, alrededor de un 35 por ciento de las personas entrevistadas considera que la familia y amigos influyen mucho a la hora de decidir por quién votar.

Un 43 por ciento de las personas entrevistadas de estratos bajos y un 40 por ciento de las de estratos medios y altos acostumbra votar por el partido por el cual vota o votaba su papá o mamá.

Temas de interés en la campaña electoral

La pobreza, la calidad de la educación, la explotación sexual de la niñez y la adolescencia y la corrupción en el gobierno, son los cuatro principales temas que se deberían de discutir en la presente campaña electoral.

ACTIVIDAD TURÍSTICA EN EL PAIS

Según la encuesta telefónica (sectores medios y altos), seis de cada diez costarricenses o su grupo familiar acostumbra realizar alguna actividad vacacional o recreativa durante las vacaciones de fin y principio de año.  En el caso de la encuesta personal (AMSJ), son cuatro de cada diez los que así opinan.

Comparando la información con diciembre de hace un año, se da un ligero aumento en ambas poblaciones entrevistadas que dicen que sí acostumbran realizar este tipo de actividades turísticas y recreativas.  Quizás, las expectativas para atraer el turismo nacional que se han generado -a raíz de la crisis del sector turístico- pueden estar infiriendo en estos ligeros aumentos.

La mayoría de las personas entrevistadas que acostumbra vacacionar tiene la certeza de que si podrán hacerlo en esta ocasión, pues dan como

principal razón la necesidad de recrearse y descansar.

En el caso de las y los costarricenses que están indecisos y no saben aún si lo harán, se argumenta el hecho de que aún no saben si podrán contar con el dinero para poder realizar esta vez alguna actividad turística o recreativa, esto es del 12 por ciento de quienes residen en la GAM y 20 por ciento en el AMSJ.

IX. EXPECTATIVAS PARA NAVIDAD

Para la época navideña hay pocos cambios en las familias de la GAM y el AMSJ, pues indistintamente de su condición social, los mayores porcentajes consideran que pasarán esta época festiva igual que otros años.

Consecuente con los datos anteriores, tres cuartas partes de quienes residen en la GAM (75%) y un poco menos (73%) de quienes son de estratos de bajos ingresos, consideran que no dejarán de realizar ninguna actividad familiar que acostumbran hacer en esta época.

La principal razón para quienes sí se abstendrán de hacer algo característico de la Navidad se debe a la “situación económica” que está enfrentando su familia.

ASPECTOS METODOLOGICOS

La presente investigación corresponde a los resultados obtenidos en dos encuestas: una telefónica en el Gran Area Metropolitana (GAM) y la otra en terreno en el Area Metropolitana de San José (AMSJ), realizadas por el IDESPO de la Universidad Nacional, del 15 al 18 de noviembre del 2001.

IDESPO, con el afán de satisfacer los requerimientos de las y los usuarios de su información, realiza estas encuestas en dos muestras independientes: una muestra telefónica, representativa de clases o estratos medios y altos con teléfono y una muestra con entrevistas personales entre sectores de clase baja o de estratos de bajos ingresos sin teléfono.

La clasificación de los hogares según estrato socioeconómico involucra variables como ocupación del jefe de hogar, ingreso familiar, tenencia de artículos y ocupación del jefe de hogar.

Antes de proceder al análisis de los datos, es importante aclarar dos aspectos:

1.Aunque en ambos estudios se aplicó el mismo cuestionario, las muestras son independientes, por lo que no deben mezclarse sus resultados.

2.La parte de la encuesta realizada por entrevista personal se aplicó sólo en el Area Metropolitana de San José (AMSJ)

A. ENCUESTA TELEFONICA EN LA GAM

El marco muestral para la encuesta telefónica fue el directorio telefónico.

A partir de él se seleccionó una muestra aleatoria de teléfonos en forma sistemática.

Luego se seleccionaron personas mediante una muestra de cuota probabilística, distribuida por sexo y grandes grupos de edad, tal y como se muestra en el Cuadro A.

Se seleccionaron 600 personas de 18 años y más.

La muestra tiene un error máximo de muestreo de 4%, a un nivel de confianza del 95%.

CUADRO A

GAM: DISTRIBUCION DE LA MUESTRA EN LA

ENCUESTA TELEFONICA

DICIEMBRE 2001

Edades

Total

Hombres

Mujeres

18-24

120

60

60

25-34

165

86

79

35-44

135

68

67

45-54

80

41

39

55 y más

100

45

55

TOTAL

600

300

300

 

Es importante mencionar que la cobertura telefónica en el Gran Area Metropolitana es de alrededor del 80 por ciento.  Como se puede apreciar en el Cuadro B, la cobertura en áreas rurales es baja, por lo que la Encuesta de IDESPO sólo abarca la GAM.

CUADRO B

COSTA RICA: DISTRIBUCIÓN DE LOS HOGARES

SEGÚN TENENCIA DE TELÉFONO

JUNIO 2000

TENENCIA DE TELEFONO

Zona

CON

SIN

TOTAL

Costa Rica

54.5

45.5

100.0

Urbano

73.8

26.2

100.0

Rural

36.9

63.1

100.0

Región Central

66.7

33.3

100.0

Urbano

77.9

22.1

100.0

Rural

51.7

48.3

100.0

Resto País

33.8

66.2

100.0

Urbano

61.2

38.8

100.0

Rural

21.0

79.0

100.0

     Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Censos.

B. ENCUESTA PERSONAL EN EL AMSJ

La encuesta personal se basó en una muestra de segmentos censales del Area Metropolitana de San José, de acuerdo a la existencia de sectores de clase baja sin teléfono en el segmento y con selección con Probabilidades Proporcionales al Tamaño (PPT), utilizando como medida de tamaño el número de viviendas en cada segmento. El marco muestral corresponde al utilizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos para los censos nacionales del año 2000.

Para realizar el trabajo de campo se seleccionaron 30 segmentos y si éstos no poseían zonas de clase baja suficientes para la muestra, se recurrió a completarla dentro del cantón.  De esta forma, se obtuvo una muestra de cantones con reemplazo, cuya probabilidad de selección estuvo ligada al tamaño de los segmentos censales con sectores de clase baja sin teléfono.

Posteriormente, la selección de las y los entrevistados se realizó mediante una cuota probabilística por sexo y edades.  En el Cuadro C se muestran los resultados obtenidos en este trabajo de campo.  Como puede observarse se completaron 300 entrevistas.  El error máximo de muestreo para esta muestra es del 4.7%, a un nivel de confianza del 90%.

Para todos los gráficos y cuadros del análisis que se realiza a continuación, el número de casos para la encuesta telefónica de la GAM es 600 y para la encuesta personal del AMSJ es de 300, a menos que se anote otro dato.

CUADRO C

AMSJ: DISTRIBUCION DE LA MUESTRA EN LA

ENCUESTA PERSONAL

DICIEMBRE 2001

Edades

Total

Hombres

Mujeres

18-24

60

30

30

25-34

83

42

41

35-44

67

33

34

45-54

39

19

20

55 y más

51

23

28

TOTAL

300

147

153

C. CARACTERISTICAS PERSONALES DE LAS PERSONAS ENTREVISTADAS

Como ya se ha indicado, la encuesta telefónica captura información básicamente de una muestra de clases media y alta y así lo reflejan los datos personales de esta población.

Se observa que la mitad de las y los respondientes es de sexo femenino.  La edad con mayor proporción oscila entre los 35 y 54 años.

El 52 por ciento reporta ser casado/a y le sigue en orden de importancia quienes manifiestan ser solteros/as.

Tal y como era de esperar, el nivel educativo de esta población es elevado, pues existe un alto porcentaje de entrevistados/as con estudios universitarios (33%).

También en el Cuadro D se incluye la información de la muestra que fue entrevistada por el IDESPO en la encuesta de terreno en el AMSJ.

Se observa que en cuanto a sexo, el 51 por ciento son mujeres. Para la encuesta personal, el grupo de edad con mayor proporción es también de 35 a 54 años. 

En cuanto al estado civil se refiere, el 32 por ciento se reporta casado/a y adicionalmente un 35 por ciento manifiesta vivir en unión libre.

La mayor parte de las personas entrevistadas manifiesta niveles más bajos de educación en comparación con la muestra de la GAM, pues sólo un tres por ciento posee algún nivel universitario.  La mayoría se ubica en entrevistados/as con primaria.

CUADRO D

DISTRIBUCION RELATIVA DE ENTREVISTADOS/AS

SEGÚN SUS CARACTERISTICAS PERSONALES

POR TIPO DE ENCUESTA

DICIEMBRE 2001

TIPO DE ENCUESTA

Característica

Telefónica

(n= 600)

Personal

(n= 300)

SEXO

100.0

100.0

Hombre

50.0

49.0

Mujer

50.0

51.0

EDAD

100.0

100.0

 18 a 34 años

20.0

20.0

25-34 años

27.7

27.6

35-44 años

22.3

22.5

45-54 años

13.0

13.4

55 años y más

17.0

16.5

ESTADO CONYUGAL

100.0

100.0

Soltero/a

31.0

17.1

Casado/a

52.4

31.9

Unión libre

4.8

35.4

Divorciado(a)/separado(a)

8.1

7.0

Viudo/a

3.6

5.4

NS/NR

0.2

3.2

NIVEL EDUCATIVO

100.0

100.0

Ninguna

-

4.0

Primaria

22.6

60.1

Secundaria

41.6

32.1

Parauniversitaria

2.8

0.7

Universitaria

33.0

3.0

Sigue informe

*