Principal Arriba Comentarios

Participación Efectiva

Participación Efectiva y Filiación Política

La ciudadanía tienen posibilidades de influir en asuntos públicos importantes

 A los entrevistados se les preguntó si consideran que el ciudadano común tiene posibilidades de influir en los asuntos públicos de mayor interés. La respuesta, en un 62.5% de los casos fue afirmativa, mientras que un 33.9% dijo que no. Ver Gráfico 70.


 
Las personas con ninguna o baja escolaridad, las de nivel medio-bajo/ bajo y las que residen en zonas rurales del resto del país son las que en mayor proporción consideran que tienen posibilidades de influir en asuntos públicos relevantes. Lo contrario opinan, en mayor número, las personas que tienen formación secundaria o superior, las de nivel medio-alto/ alto, las que residen en el Resto del Valle (urbano y rural), las personas que no simpatizan por ningún partido político y las que en 1998 votaron por partidos minoritarios o emergentes, o quienes no votaron entonces, por ser menores de edad.

 Los ciudadanos deberían tener más participación

 Consultados acerca de si consideran que los ciudadanos debieran tener más participación en lo que hacen los gobiernos y los partidos políticos, un 96.1% opinó que sí, sin distingo de sexo, edad, nivel socioeconómico, escolaridad, zona de residencia, partido de simpatía o voto en 1998. Ver Gráfico 71.


 

 Principal mecanismo para incrementar la participación ciudadana en asuntos públicos

 A criterio del 28.6% de los entrevistados, el mecanismo que preferirían para incrementar su participación en los asuntos de interés es colaborando en organizaciones, asociaciones y grupos comunitarios. En segundo lugar, se menciona la participación en consultas directas al pueblo –plebiscitos y referendos– (21.9%), y en tercero, denunciando públicamente irregularidades o problemas (15.9%). Ver Gráfico 72 para mayor detalle.

 

Los hombres se muestran más anuentes a participar en consultas directas al pueblo que las mujeres. Lo mismo sucede con las personas de nivel medio-alto/ alto. Por su parte, las personas de nivel medio-bajo/ bajo, favorecen la participación en organizaciones, asociaciones y grupos comunitarios. 

 Formas de participación ciudadana que ha realizado

 A los entrevistados se les preguntó si alguna vez habían realizado diversas formas de participación ciudadana. Las respuestas se resumen en el Gráfico 73.

 

Como se observa en el Gráfico, la forma de participación que más personas han realizado es votar en las elecciones presidenciales (83.9%). Esta cifra se calculó sobre la base del total de entrevistados en la muestra, la cual incluye a 123 personas que nunca han votado por ser menores de edad en 1998. Si se resta este grupo del total, se observa que el porcentaje de personas que han votado teniendo el derecho de hacerlo asciende a 94.1%.

La forma de participación menos realizada es la de fungir como delegado del Tribunal Supremo de Elecciones. Más de la mitad de los entrevistados ha participado, aunque sea solo una vez, en la convención política de su partido de simpatía. Alrededor de una cuarta parte de los entrevistados ha participado como fiscal de mesa o ha colaborado con actividades de transporte tanto durante elecciones nacionales  (25.3%) como en convenciones de partidos políticos (22.3%). 

Otro dato destacable es que un 21.9%, en algún momento de su vida ciudadana, se abstuvo de votar. 

Los costarricenses antes participaban más

 Un 50% de los costarricenses indican que hace 10 años participaban más en actividades políticas de lo que participan hoy día. Solo un 16.8% dice estar más activo que hace una década, en tanto que un 25.5% indica que continúa participando igual. Ver Gráfico 74.

 


 
Los hombres afirmaron participar igual o más que hace 10 años en mayor proporción que las mujeres.

Por edad, los jóvenes de 18 a 24 años, en un porcentaje significativamente mayor, dicen participar más hoy que hace una década. Lo mismo sucede con los que residen en el Resto del País Rural.

Las personas que simpatizan por partidos minoritarios o emergentes indican en mayor proporción que antes participaban más en actividades políticas. Por su parte los simpatizantes de los partidos mayoritarios dicen participar más hoy que hace 10 años, en un porcentaje significativamente mayor que el resto de los grupos.

Las personas que en 1998 votaron por Corrales indicaron en mayor proporción que antes participaban más, mientras que los que en las elecciones pasadas no votaron por ser menores de edad, acusan un incremento en su participación en actividades políticas hoy en día.

 Partido político de sus simpatías

 


Un 39.9% de los entrevistados simpatiza con el Partido Liberación Nacional. Por su parte, un 27.4% favorece al Partido Unidad Social Cristiana  y un 9% se matricula con otros partidos minoritarios. Un 21.6% dice no simpatizar por ningún partido político. Ver Gráfico 75.

 Una mayor proporción de mujeres, personas sin estudios o con baja escolaridad, personas de nivel socioeconómico medio-bajo/ bajo y de residentes en el Área Metropolitana, simpatizan con el Partido Liberación Nacional. Asimismo, una mayor proporción de personas sin estudios o con baja escolaridad simpatiza con el PUSC, así como las personas que residen en el resto del país, sea urbano o rural.

Los partidos minoritarios gozan de mayor simpatía entre los hombres, los universitarios, las personas de nivel medio-alto/ alto y los residentes en el Resto del Valle Urbano. 

Una mayor proporción de personas con estudios secundarios y de residentes en el Resto del Valle Rural dijeron no simpatizar por ningún partido. 

¿Pertenecía o simpatizaba antes con algún otro partido?

 La respuesta a esta interrogante, en el 60.2% de los casos, es no. Un 39.2% perteneció o simpatizaba con un partido político diferente del que goza de sus simpatías en la actualidad. No se observan diferencias significativas entre grupos.

Al preguntarles a las 471 personas que pertenecieron o simpatizaron con otro partido, cuál era ese, un 49.3% indicó que se trataba del Partido Liberación Nacional, un 44.7% indicó el Partido Unidad Socialcristiana y 5.7% señaló a otros partidos. 

 Voto para presidente en las últimas dos elecciones nacionales

 Los Gráficos 76 y 77 presentan las respuestas de los entrevistados en cuanto a la forma en que votaron en cada una de las últimas dos elecciones. 

 

Gráfico 76: Voto para presidente en las elecciones presidenciales de 1994

 

Gráfico 77: Voto para presidente en las elecciones presidenciales de 1998

 

 

 

Entre ambas elecciones creció significativamente el número de personas que se abstuvo de vota. En 1994 fueron 172 las personas entrevistaron que no ejercieron su derecho al voto. Cuatro años después ese número aumentó a 274 personas.

En los resultados de 1994 se observan diferencias significativas por edad, escolaridad, nivel socioeconómico y zona geográfica. Las personas de 25 años en adelante, indicaron haber votado por José María Figueres en mayor proporción, lo mismo que las personas sin estudios formales, las de clase media-alta/ alta y los residentes en el Resto del Valle Urbano. Por Rodríguez se inclinaron más personas de 30 años en adelante y personas con educación primaria.

En los resultados de 1998, se observan diferencias significativas por las mismas variables que en el caso anterior. Las personas de 30 a 39 años y de 50 y más se inclinaron en mayor proporción por Rodríguez, lo mismo que las personas con nivel educativo de primaria, las de nivel socioeconómico medio-bajo/ bajo y los residentes en el Resto del País Urbano. Por Corrales se inclinaron en mayor proporción que los demás, aquellos entrevistados de 40 años y más, los que no cuentan con instrucción formal, los de nivel medio-alto/ alto y los residentes en las zonas urbanas del Valle Central.

 El candidato es lo que más influye en la decisión de elegir Presidente

 Un 60.3% de los entrevistados indicó que el aspecto que más peso tiene a la hora de decidir por quién votar para Presidente de la República es el candidato. El partido fue señalado por un 34.6% y ambos tan solo por 1.7%. Ver Gráfico 78.

 


 
Aspectos que tomará en cuenta a la hora de decidirse por quién votar en las próximas elecciones

 Entre los cinco primeros aspectos citados por los respondentes a la hora de decidirse por quién votar en las próximas elecciones, tres de ellos se relacionan con el candidato –17.1% indican que escogerán el candidato que presente las mejores ideas para el país, aquel que tenga más experiencia política (13.9%) y su honestidad (12.5%)– y dos con el partido –me inclinaré por el partido que haga las promesas más realistas (13%) y el programa de gobierno de los partidos políticos (11.8%). Ver Gráfico 79.

El desglose de las respuestas, según se observa en el Cuadro 79.1, demuestra la importancia que el tiene el candidato en la decisión de los costarricenses. Del candidato se espera seriedad, inteligencia, trayectoria en los ámbitos público y privado, capacidad de liderazgo, que tenga experiencia política, sea honesto, sincero y cuya apariencia sea del agrado de los electores[1]. Lo anterior concuerda con los resultados comentados en el apartado anterior.

 

 


[1] Esto no significa necesariamente que el candidato deba ser guapo o que deba tener determinadas características físicas. Algunos respondentes se refieren a la apariencia en térnimos de que inspire confianza, que el candidato tenga un porte determinado o que tenga carisma

 

Principal ] Arriba ] Metodología ] Situación Nacional ] Administración Rodríguez ] Democracia Costarricense ] Partidos Políticos ] Lucha Pre-electoral ] Elecciones Nacionales ] [ Participación Efectiva ] Personalidades Políticas ] Campaña Política ]

         Enviar correo electrónico a unimer@sol.racsa.co.cr con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Última modificación: 04 de Marzo de 2001