Noticias de la Sele:

Adiós al Mundial: Costa Rica 2- Brasil 5

Foto Portada

Adiós. Con mucho orgullo y gran entrega, Costa Rica se despidió esta madrugada del Mundial 2002 luego de que perdiera 5 a 2 contra Brasil y Turquía barriera con China 3 a 0. Sin embargo, a pesar de este final, los ticos vendieron cara su derrota y se dieron con esfuerzo durante los 90 minutos. En la imagen, el volante costarricense Carlos Castro disputa un balón en la zona defensiva brasileña. A pesar de la derrota, un gran juego el de los ticos. (Telefoto AP / La Nación).

Suwon (Corea del Sur), 13 jun (EFE). El "jogo bonito", el inmenso caudal ofensivo de la selección brasileña hizo pedazos el sueño de Costa Rica, que se despidió de la competición goleada (2-5) por un rival que cada vez se siente más favorito.

Alineaciones

Opine:

Participe en nuestro foro mundialista

De interés:

Resultados de los pronósticos del marcador

En un torneo que pierde cada jornada a un candidato al título, Brasil envió señales positivas, pero mantuvo la incertidumbre de si podrá corregir los errores defensivos que aún le convierten en vulnerable.

Su mejor noticia fue la recuperación de Ronaldo, que aún dista del de antaño y no se perfila como "el fenómeno" que fue, pero ha recuperado el instinto. Tiene metido entre ceja y ceja el título de máximo goleador y no está dispuesto a dejar pasar ocasión alguna.

Costa Rica se las dio a pares en un primer cuarto de hora caótico, en el que se mostró impresionada por la jerarquía del rival y se comportó como un equipo demasiado tierno para la alta competición.

Sin recursos para frenar la velocidad de Edilson, ni fuerza en el centro del campo, el equipo de Alexandre Guimaraes sucumbió cuando no había hecho más que comenzar el encuentro.

A los 9 minutos, Ronaldo incordió lo suficiente en el área para que Luis Marín marca a involuntariamente en propia meta. El mérito hay que atribuirlo a una buena jugada de Edilson por la banda izquierda. Tres minutos después, Ronaldo sacó provecho de un error defensivo de Harold Wallace para marcar el 2-0.

La constancia de Ronaldo permitió a Brasil encontrarse con el primer puesto del grupo asegurado y más de una hora para divertirse.

Con todo perdido, Costa Rica, cuando menos, mostró carácter, el mismo que le sirvió para igualar el encuentro contra Turquía, pero parecida falta de puntería.

Sin Paulo Wanchope en forma, no le basta con crear ocasiones de gol, porque no tiene quien las concrete. En la primera parte, tuvo cuatro claras, la primera un minuto antes de encajar el primer gol y la segunda uno después de sufrir el segundo.

Ni Mauricio Wright (ms.9 y 28), ni Ronald Gómez (m.31), ambos de cabeza, ni Walter Centeno, sólo dentro del área (m.13), supieron cómo batir a Marcos.

El equipo de Scolari, con espacio para crear, ofreció algunos detalles del "jogo bonito" que se espera de toda selección brasileña, y aumentó su ventaja con un acrobático tanto del defensa Edmilson (m.38).

Es, sin embargo, un favorito que despierta dudas por la fragilidad de una defensa que, pese a promediar 185 centímetros de altura, es capaz de y encaja cuatro remates francos de cabeza o permite que sajen su área, como lo hicieron Wright y Wanchope, en el gol que descontó su ventaja (m.39).

Su enorme poder ofensivo, que le permitió responder con un disparo al palo de Rivaldo, en un libre directo antes del descanso, sigue siendo su mejor aval, pero aún es incierto si le servirá cuando se enfrente a rivales de más entidad.

Porque siguió ofreciendo facilidades a Costa Rica tras el descanso y, por eso, pudo marcar Wanchope, si no le hubiese sacado un balón bajo palos Edilson (m.50) y cinco minutos después lo hizo Ronald Gómez, en plancha, tras aprovechar otro agujero de la zaga rival.

Brasil no pasó más que un cuarto de hora de apuro, hasta que volvió a tirar de sus inmensos recursos ofensivos para concretar la goleada con irrupciones en el área por sorpresa de Rivaldo (m.62) y Junior (m.64).

El conjunto de Scolari cerró el partido y ambos equipos pudieron seguir a lo suyo. Brasil con el ataque de acero y la defensa de cristal y Costa Rica desperdiciando ocasiones.

Fue un epílogo tan intrascendente como agradable, porque Costa Rica ganó alegría con la entrada del joven Winston Parks y se despidió de una forma amable, frente a un rival que ya no necesitó infligir un castigo mayor, porque ha reforzado su autoestima y vuelve a pensar en el título.

2. Costa Rica: Erick Lonnis; Gilberto Martínez (Winston Parks, m.73), Mauricio Wright, Luis Marín; Harold Wallace (Steven Bryce, m.46), Mauricio Solís (Rolando Fonseca, m.65), Walter Centeno, Carlos Castro; Wilmer López; Ronald Gómez, Paulo Wanchope.

5. Brasil: Marcos; Lucio, Anderson Polga, Edmilson; Cafú, Juninho (Ricardinho, m.60), Gilberto Silva, Junior; Rivaldo (Kaká, m.71); Edilson (Kléberson, m.57), Ronaldo.

Goles: 0-1: m.9. Luis Marín, en propia meta. 0-2: m.12: Ronaldo, 0-3: m.37: Edmilson, 1-3: m.39. Wanchope. 2-3: m.56: Ronald Gómez, 2-4: m.62: Rivaldo. 2-5: m.64: Junior

Arbitro: Gammal Ghandour (Egipto). Asistido por Wagih Farag (Egipto) y Egon Bereuter (Austria). Tarjeta amarilla a Cafú (m.91)

Incidencias:: Cuadragésimo primer partido del Mundial de Corea-Japón 2002, correspondiente a la tercera jornada del grupo C, disputado en el Estadio de la Copa del Mundo de Suwon ante unos 40.000 espectadores. 23'5 grados centígrados, 45 por ciento de humedad y viento de 0'4 m/s al comienzo del partido.

Ir a lista de noticias anteriores

Regresar...

© LA NACION S.A. 2002 El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total oparcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A.