Costa Rica acumula alegrías y fracasos en los torneos de la CONCACAF


Como representante de excepción del istmo, el futbol de Costa Rica ha sido protagonista histórico del Torneo de Naciones de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Futbol (CONCACAF), con tres títulos y cuatro terceros lugares, en un certamen dominado por México con cinco coronas.

Todo comenzó el 18 de setiembre de 1961, cuando en México, Distrito Federal, se unieron las Asociaciones Norte y la Centroamericana y del Caribe, para conformar lo que hoy se conoce como la CONCACAF. El primer presidente del Comité Ejecutivo fue el costarricense Ramón Coll Jaumet, quien se mantuvo en el cargo hasta 1968.

De inmediato pasó a "ensamblarse" en el terreno deportivo, con la organización de eventos exclusivos para clubes y selecciones nacionales. A partir de aquel momento, con una periodicidad de cada dos años, tomó cuerpo el primer campeonato de la CONCACAF.

Pero a pesar de que México arrollaba en aquellos tiempos, este torneo celebrado entre marzo y abril de 1963, en El Salvador, lo conquistó en forma invicta Costa Rica, que tenía como seleccionador al experimentado y exitoso Alfredo Chato Piedra.

El cuadro fue integrado por Asdrúbal Meneses, Emilio Sagot y Mario Flaco Pérez, porteros; Geovanny Rodríguez, Mario Catato Cordero, Guillermo Memo Hernández, Alex Sánchez y Alvaro MacDonald, zagueros; Edgar Zúñiga, Wílliam Quirós, Carlos Cayaca Marín, Edgar Quesada, Juan José Gámez y Rodolfo Madriz, volantes; Edgar Marín, Wálter Pearson, Víctor Luis Wicho Vásquez, Guillermo Elizondo, Héctor Macho Coto, Enrique Pelirrojo Córdoba, Juan Tribilín González, Leonel Hernández y Rubén Rata Jiménez, delanteros.

En la primera fase, en la ciudad cuzcatleca de Santa Ana, Costa Rica dominó a sus rivales y clasificó en el primer puesto. Venció a Jamaica (6 a 0) y a Antillas Holandesas (1 a 0), y empató con el favorito México (0 a 0), que acababa de jugar una buena fase final en el Mundial de Chile 1962 y quedó fuera del torneo tras caer increíblemente 1 a 2 ante los antillanos.

Su campaña arrolladora se manifestó también en la cuadrangular final, en la capital salvadoreña, al superar 4 a 1 al cuadro anfitrión, 1 a 0 otra vez a Antillas Holandesas y 2 a 1 a Honduras, con lo cual se adjudicó esa primera edición unificada del NORCECA, en el año 63.

Entre las principales nominaciones, Costa Rica acaparó dos más. El capitán nacional Mario Catato Cordero fue distinguido como "el más caballeroso del torneo", y Asdrúbal Meneses como "el mejor arquero del certamen".

Fuera de la CONCACAF

La alegría del primer NORCECA no se pudo repetir en el segundo torneo, en Guatemala, entre marzo y abril de 1965. México se tomó a pecho esta versión y con una gran selección, no tuvo rival y se adueñó del campeonato regional.

De manera insólita, el seleccionado estuvo dirigido por un triunvirato: Mario Catato Cordero, Alfredo Chato Piedra y el español Eduardo Viso Abella. Ellos escogieron a los arqueros Emilio Sagot, Mario Flaco Pérez y Didier Gutiérrez; los defensas: Alvaro Chaves, Juan Boyer, Fernando Jiménez, Wálter Elizondo, José Manuel Melico Brenes, Edgar Zúñiga, Alvaro MacDonald y Enrique Briceño; los medios: Luis Chacón, Wílliam Quirós, Juan José Gámez y José Manuel Pecas López; y los atacantes: Edgar Marín, Juan Tribilín González, Errol Daniels, Roy Sáenz, Guido Peña, Enrique Pelirrojo Córdoba, Leonel Hernández y Daniel Patona Bosques.

Los dos primeros juegos fueron un paseo para los ticos, porque arrollaron 6 a 0 a Antillas Holandesas --con cuatro goles de Guido Peña-- y vencieron fácilmente 3 a 1 a Haití. Luego igualaron con Guatemala (0 a 0) y México (1 a 1), juegos en los cuales el nacional Emilio Sagot impidió la derrota y se constituyó en el mejor guardameta del torneo, con paradas inverosímiles.

El choque con los mexicanos, degeneró en violencia cuando faltaban 18 minutos. Ante las expulsiones del tico Peña y el azteca Guillermo Sepúlveda, quien se resistió a salir, México se rebeló en masa y abandonó el terreno, como consignó en su reporte el juez chapín Emilio Aguilar.

De manera inaudita y por evidente influencia azteca, el Tribunal de Penas de la CONCACAF acordó no otorgarle los puntos a Costa Rica --como correspondía-- y ordenó repetir el juego. La delegación tica se opuso a la medida y temporalmente decidió retirarse del organismo, "en vista del trato discriminatorio y parcializado que dio a Costa Rica en Guatemala".

Pero el escándalo no terminó ahí. El Comité de Urgencia de la entidad revocó la resolución y dio por terminado el juego 1 a 1. Para evitarse nuevos problemas, Costa Rica aceptó el acuerdo y cumplió con el calendario que le restaba: un juego con El Salvador. Moralmente afectada, cayó 1 a 2, con lo cual ocupó el tercer puesto; México fue el monarca. Una experiencia desagradable.

Dos años después, las diferencias con la CONCACAF continuaron. Junto a El Salvador, Costa Rica estuvo suspendida por negarse a jugar unas eliminatorias previas al III NORCECA en Honduras, que fue ganado por Guatemala. La medida les impedía actuar por un año en toda competencia internacional, un castigo que luego, por lo injusto, fue levantado por la FIFA.

Del extasis al fracaso

La reivindicación regional se produjo para Costa Rica, entre noviembre y diciembre de 1969, cuando se adueñó nuevamente del título de manera imbatible, durante el IV NORCECA en San José.

Sucesivamente, el equipo dirigido por Marvin Rodríguez superó a Jamaica (3 a 0), Antillas Holandesas (2 a 1), México (2 a 0) y Trinidad y Tobago (5 a 0), y luego igualó 1 a 1 con Guatemala. Víctor Manuel Ruiz fue el máximo anotador del certamen, con cuatro goles, todos convertidos a los trinitarios.

Los nuevos campeones fueron: Rodolfo Umaña, Mario Flaco Pérez y Juan Gutiérrez, porteros; Fernando Solano, Alfonso Estupiñán, Wálter Elizondo, Fernando Jiménez, Rónald Jackson, Heriberto Rojas y Alvaro MacDonald, defensores; Luis Chacón, Eduardo Mudo Umaña, Mario Chalazo Vega, Alvaro Cascante y Jaime Jimmy Grant, volantes; Walford Wally Vaughns, Francisco Chico Hernández, Roy Sáenz, Víctor Manuel Ruiz, José Manuel Pecas López, Errol Daniels y Vicente Wanchope, delanteros.

Durante el quinto y último NORCECA, en Puerto España, Trinidad y Tobago, los costarricenses fracasaron en su intento por retener la corona y debieron conformarse con el tercer lugar, aventajados en la puntuación por mexicanos y haitianos, que ocuparon en ese orden las dos primeras casillas.

Los resultados al principio fueron buenos para Costa Rica, ante Cuba (3 a 0), Haití (0 a 0) y Honduras (2 a 1), pero luego decayó su rendimiento y perdió frente a México (0 a 1) y el cuadro anfitrión (1 a 3). Un rotundo fracaso para el conjunto de Marvin Rodríguez, que estuvo conformado por estos jugadores:

Los guardametas Didier Gutiérrez, Juan Gutiérrez y Gladstone Edmond; los zagueros Alfonso Estupiñán, Fernando Solano, Wálter Elizondo, Heriberto Rojas, Jorge Peralta, Guillermo Coco Hernández, Víctor Gerardo Palomino Calvo y Alvaro MacDonald; los volantes Alvaro Cascante, Asdrúbal Yuba Paniagua, Hernán Morales, José Manuel Chinimba Rojas y José Manuel Pecas López; y los atacantes Edgar Marín, Roy Sáenz, Emilio Pity Valle, Trino Pilila Mena, Vicente Wanchope y Fernando Correcaminos Rodríguez.

El certamen, sin embargo, perdió la categoría de competencia y tuvo un giro total, al variar la idea original. Desde 1973 y hasta 1989, formó parte de las eliminatorias mundialistas, con los triunfos de Haití, México, Honduras, Canadá y Costa Rica, en ese orden. El torneo bianual renació en 1991 con el nombre de Copa de Oro, como se conoce en la actualidad.

[Pie de foto: Costa Rica ganó invicta el I NORCECA, en 1963. De izquierda a derecha, W. Pearson, G. Rodríguez, Flaco Pérez, A. Sánchez, E. Sagot, Luis Cartín (prensa), E. Zúñiga, A. Piedra (técnico), A. Meneses, J. J. Gámez, Cayaca Marín, E. Marín, R. Madriz, A. McDonald, I. Melo Quesada (auxiliar), Catato Cordero, Macho Coto, Pelirrojo Córdoba, Tribilín González, G. Elizondo, R. Jiménez, Jorge Ulloa (delegado), L. Hernández, Memo Hernández, W. Quirós,Wicho Vásquez, E. Quesada, Oscar Montero (prensa) y Héctor Bonilla (preparador físico).]


[Anterior] [Siguiente] [Portada Suplemento] [Portada La Nación Digital]