El ridículo de la mundialista Costa Rica en la Copa de Oro 91


El futbol de Costa Rica llegó a Los Angeles, Estados Unidos, con la credencial de favorito a la primera edición de la Copa de Oro, del 28 de junio al 7 de julio de 1991. Pero volvió con la amargura a cuestas, transpirando decepción y el fracaso estampado en el rostro.

Fue una historia triste porque el conjunto dirigido por Rolando Villalobos -asistente técnico de Velibor Bora Milutinovic en el Mundial de Italia, donde Costa Rica se consagró con la clasificación a octavos de final- no rindió de acuerdo con las expectativas.

El grupo lo formaron Luis Gabelo Conejo y Pedro Cubillo, en la portería; Vladimir Quesada, Floyd Guthrie, Róger Flores, Mauricio Montero, Rónald González, Edwin Salazar, Austin Berry y Ricardo Chacón, defensas; Héctor Marchena, Róger Policía Gómez, Oscar Ramírez, Carlos Velásquez y Juan Carlos Arguedas, medios; Claudio Jara, Hernán Medford, Leonidas Leoni Flores y Norman Pin Gómez, atacantes.

¿Qué pasó esa vez? Para empezar, el equipo venció 2 a 0 al de Guatemala, en el arranque del certamen, pero se desinfló en los siguientes cuatro juegos, que se perdieron al hilo por errores ingenuos y desconcentraciones de principiantes, aparte de que no se conto con la ayuda de los federativos para facilitar el trabajo de la Selección.

Luego del partido ante los chapines, Costa Rica perdió en forma seguida en la primera fase frente a Trinidad y Tobago (1 a 2) y Estados Unidos (2 a 3), pese a que se estuvo ganando en buena parte de esos duelos. El choque ante los norteamericanos fue, casualmente, uno de los mejores de la competencia.

Al menos se pudo alcanzar la ronda de semifinales, gracias a una increíble combinación de resultados que dejaron perplejos a la mayoría pues un gol agónico de Guatemala ante Trinidad y Tobago, dejó fuera del ring a los caribeños y nos subió de rebote.

Así las cosas, el equipo perdió confianza, alegría, atrevimiento y paralelamente funcionamiento en su futbol, por lo que Honduras nos venció 0 a 2 e igual resultado se produjo ante México, en la disputa del tercer lugar, pese al esfuerzo desequilibrante de Medford. Fuimos con etiqueta mundialista y cosechamos un revés inesperado.

La culpa fue atribuida esa vez a los jugadores, el cuerpo técnico, la prensa y los miembros de la Fedefútbol.

Copa de Oro 91

Campeón: Estados Unidos, al empatar, 0 a 0, con Honduras y vencerla luego, 4 a 3, en la serie de penales, final disputada el 7 de julio de 1991 en el Memorial Coliseo de Los Angeles, California (EE.UU.).

Jugador más valioso: Tony Meola (Estados Unidos).

Equipo ideal (según revista Soccer América, EE.UU.) : Tony Meola (EE.UU.); Fernando Clavijo (EE.UU.), John Doyle (EE.UU.), Raúl Martínez Sambulá (Honduras) y Marcos Anariba (Honduras); Brian Quinn (EE.UU.), Gilberto Yearwood (Honduras), Hugo Pérez (EE.UU.) y Luis E. Cálix (Honduras); Hernán Medford (Costa Rica) y Eduardo Bennett (Honduras).

[Pie de foto: Un camino torcido y catastrófico tuvo esta Selección en la Copa de Oro 1991, en el Coliseo de Los Angeles. De pie (de izquierda a derecha): M. Montero, J. C. Arguedas, H. Medford, H. Marchena, R. González y A. Berry. De cuclillas: R. Flores, G. Conejo, C. Jara, O. Ramírez y V. Quesada.]


[Anterior] [Siguiente] [Portada Suplemento] [Portada La Nación Digital]