Dos goleadas de México y el cuarto lugar panamericano en 1975


José Etchegoyen, técnico de la Selección de Costa Rica, fue medroso en su esquema táctico ante México en 1975, la primera vez en la Cuadrangular Ciudad de México y la segunda en los VII Juegos Panamericanos. En ambos casos pagó carísimo su error y los aztecas nos apabullaron por partida doble, en uno de los peores pasajes de la historia deportiva del país.

La primera lección no se aprendió en agosto de ese año, cuando en el estadio Azteca la Selección profesional de México, encabezada por Leonardo Cuéllar, propinó un estrepitoso 0 a 7, al inaugurar el certamen amistoso, en el cual Costa Rica superó a Estados Unidos (3 a 1) y cayó ante Argentina (0 a 2).

Dos meses más tarde, en octubre del 75, el manejador charrúa volvió a emplear un estilo de juego sumamente conservador y el 0 a 7 se repitió en la segunda fase de los Juegos Panamericanos, esta vez frente un equipo amateur de México, en el estadio La Bombonera de Toluca. Tres de los goles recibidos fueron convertidos por Hugo Sánchez, el nuevo verdugo histórico.

"Mal planteamiento, pésimo árbitro (el canadiense Toros Kitbrijian), México superior, dos goles de penal, Costa Rica con 9 hombres (expulsados Alvaro Yaco Sánchez y Carlos Watson): las causas del 7 a 0 con México", fue el penoso titular del periodista Gaetano Pandolfo, enviado de La Nación.

A ese torneo Etchegoyen llevó a los arqueros Bernardino Chaves -el mejor jugador del equipo-, Marco Antonio Rojas y Gladstone Edmond; los defensores Alfonso Estupiñán, Alvaro Yaco Sánchez, Freddy Méndez, José María Macho Agüero, Heriberto Rojas, Carlos Watson, Enrique Quique Vásquez y Wílbert Barquero; los medios Mario Squirt Barrantes, Asdrúbal Yuba Paniagua, Johnny Alvarado y Rolando Villalobos; y los delanteros Rafael Angel Camacho, Carlos Solano, Alfredo Chatillo Piedra, Vicente Wanchope y Javier Zurdo Jiménez.

Costa Rica pasó el grupo 4 de la primera fase, al perder con Brasil (1 a 3), golear a Nicaragua (5 a 1) e igualar angustiosamente ante El Salvador (0 a 0), juego en el que Chaves detuvo un penal a Luis Baltazar Ramírez Pelé Zapata. Antes de ser borrados por México en el grupo 1 de la segunda ronda, superó a Cuba (1 a 0) y a Canadá (2 a 0), este último por no presentación.

Un tanto desmoralizada por el fuerte revés frente a los aztecas, Costa Rica se despidió de la competencia ante Argentina -dirigida por César Luis Menotti-, con la que dejó ir la posibilidad de obtener la presea de bronce. Perdió 0 a 2 y ocupó el cuarto lugar, poco antes de que México y Brasil pelearán por el oro, aunque la batalla no tuvo definición por falta de fluido eléctrico y el trono fue compartido por ambos países.

[Pie de foto: El equipo costarricense que defraudó por completo en los Juegos Panamericanos de México 1975. Arriba: Macho Agüero, Roberto Cossio (masajista), Manrique Quesada (auxiliar y preparador físico), M. Barrantes, F. Méndez, Yaco Sánchez, C. Watson, G. Edmond, V. Wanchope, Yuba Paniagua, M. Rojas, A. Piedra y R. Villalobos. Abajo: B. Chaves, R. Camacho, H. Rojas, W. Barquero, J. Jiménez, C. Solano, J. Alvarado, E. Vásquez y A. Estupiñán.]


[Anterior] [Siguiente] [Portada Suplemento] [Portada La Nación Digital]