Panamá, una piedra en el camino de Argentina 78


El grave mal de la improvisación carcomió la esperanza de ganar el pasaje directo al Mundial de Argentina 78. Este factor fue fundamental para que las posibilidades costarricenses se ubicaran contra la pared desde un principio y, a partir de ahí, nos dejó sin ningún tipo de margen para rectificar el contrariado derrotero.

Costa Rica, otrora potencia del istmo, no le brindó el suficiente interés al proceso clasificatorio cuando se fijaron las fechas de competencia y debió de repente enviar un equipo de emergencia a Panamá, con escasamente una semana de preparación.

Dirigido por Juan José Gámez, el seleccionado tomó como base a la Liga Deportiva Alajuelense, el puntero del campeonato de 1976, y se reforzó con el morado Asdrúbal Yuba Paniagua y los mexicanistas Bolívar Quirós, Carlos Macho Ovares y Wílliam Fischer.

El resultado no podía ser otro que la derrota.

El 4 de abril de ese año el fracaso iluminó nuevamente el horizonte tricolor y se escribió una de las páginas más humillantes de la historia. Victoria canalera, 2 a 3, en el antiguo estadio Revolución de la capital panameña, que prácticamente selló la eliminación costarricense.

La venganza llegó tres meses después. Con dos anotaciones del volante Johnny Alvarado y una de Javier Zurdo Jiménez, Costa Rica venció 3 a 0 a Panamá, en San José, pero la imagen no se pudo levantar en los siguientes compromisos, que terminaron igualados contra El Salvador (1 a 1 y 1 a 1) y Guatemala (0 a 0 y 1 a 1).

Gámez utilizó esa vez a 29 figuras para solo seis juegos: Marco A. Rojas y Víctor Monge, porteros; Javier Michelín Masís, Alfonso Estupiñán, Alexis Alfaro, Freddy Méndez, Alfonso Magús Brenes, José María Macho Agüero, Bolívar Quirós, Enrique Quique Vásquez y Mario Esquivel, defensas; Johnny Alvarado, José Manuel Chinimba Rojas, Gerardo Lalo Chavarría, Hernán Morales, Mario Squirt Barrantes, Asdrúbal Yuba Paniagua y Johnny Fischer, volantes; Alfredo Chatillo Piedra, Francisco Chico Hernández, Edgar Marín, Arturo Barrantes, Carlos Solano, Jesús Manuel Nel López, Víctor Macho Acuña, Carlos Macho Ovares, Javier Zurdo Jiménez, Gerardo Solano y William Fischer, delanteros.

Para Costa Rica, un frustrante tercer lugar en la ronda previa; para chapines y cuzcatlecos, la alegría de avanzar cómodamente a la hexagonal final, en México 1977, aunque fueron los aztecas los que finalmente ganaron sin problemas el boleto mundialista. Argentina 78 fue otra gran desilusión.

[Pie de foto: Edelberto Toro Aguirre aprisiona la bola. Alfredo Piedra sigue la jugada, mientras que el lateral Elías Morales (2) cubre el poste canalero. En ruta al Mundial 78, Costa Rica goleó, 3 a 0, en el estadio Ricardo Saprissa.]


[Anterior] [Siguiente] [Portada Suplemento] [Portada La Nación Digital]