LN PROA

Costa Rica, Domingo 7 de diciembre de 2008

/PROA

Fernando Berrocal

Una vida intensa y aventurera

 Ministro de Seguridad Pública y Gobernación, y precandidato

Mauricio Martínez S. | mmartinez@nacion.com

Al mejor estilo de Pablo Neruda, Fernando Berrocal Soto confiesa que a sus 63 años ha vivido, y agrega “intensamente”, como un aventurero. Y es que la vida de este periodista, abogado, exministro y exembajador no ha estado exenta de sobresaltos, amargos y placenteros, tanto en su familia como en la función pública.

El señorial barrio Otoya albergó las primeras correrías y travesuras del pequeño Fernando a principios de los 50. “Había como dos mundos”, recuerda.

Por un lado, un patio familiar, protegido con una tapia y sembrado con árboles de naranja, nance y mango, y una artesanal cancha de futbol, donde una “turba” de primos jugaba mejengas o escondido. Y por otro, las calles de la vecindad que intentaban “conquistar” cada vez que salían a la pulpería o a bañarse a las otroras aguas cristalinas del río Torres.

A los 22 años perdió a su padre, Enrique Berrocal Uribe, médico y jefe de cirujanos del antiguo Hospital Central –hoy hospital Calderón Guardia–. Con su madre, Emely Soto Harrison, como guía (murió en el 2007), la vida le dio un vuelco hacia el protagonismo y el servicio público.

En el plano familiar asegura que ha tenido “dos relaciones fuertes y emocionales”, aunque en el ínterin acepta que vivió dos breves “relaciones sociológicas”. Del primer matrimonio nacieron tres hijos: Fernando (fallecido), María Mercedes y María Fernanda Berrocal Sotela, y del último, sus otros tres retoños: Carolina, Carlos Enrique y Javier Berrocal Obando.

De su “estirpe”, como gusta llamar a los antepasados, Berrocal se jacta de evocar a su tatarabuelo, el general y tres veces presidente Tomás Guardia (1870-1872; 1872-1876 y 1877-1882) y a su bisabuelo y dos veces mandatario Bernardo Soto (1885-1886 y 1686-1889).

Esa vena política lo llevó a convertirse en embajador ante la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) a los 30 años, e irrumpir como Ministro de la Presidencia de la administración Monge Álvarez (1982-1986).

Sin embargo, esta aventura le valió uno de los tragos más amargos. En pleno conflicto centroamericano, EE. UU. , la URSS y su aliado Cuba, se disputaban la hegemonía en la región. Los sandinistas, en el poder, amenazaban con invadir Costa Rica y sectores nacionales clamaban con invocar la protección estadounidense del Comando Sur, en Panamá.

Berrocal recuerda que el Consejo de Seguridad se dividió entre los de la línea dura (el vicepresidente Armando Arauz y el canciller Fernando Volio, ya fallecidos) y los ministros “jóvenes”, quienes clamaban porque la administración se apegara fiel y realmente a la Proclama de Neutralidad, divulgada por el presidente Monge en noviembre de 1983.

Un pedido de renuncia general y de reestructuración del Gobierno, en agosto de 1984, forzó la salida de varios ministros, entre ellos Berrocal, quien partió como embajador ante la ONU.

Casi un cuarto de siglo después, el aventurero volvió a probar la hiel en marzo anterior al dejar el Ministerio de Seguridad y Gobernación, en medio de una crisis gubernamental por sus denuncias de que la guerrilla colombiana y el narcotráfico habían penetrado sectores políticos del país en las dos anteriores administraciones.

Una caliente y extensa reunión en la casa del presidente Arias, junto a su hermano, el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, marcaron, en principio, una salida honrosa para Berrocal el domingo 30 de marzo, un día antes de que compareciera ante una comisión legislativa. Ni Berrocal renunciaba, ni Arias le había pedido su dimisión.

Sin embargo, varias acusaciones posteriores de Rodrigo Arias de que Berrocal había transgredido asuntos de seguridad de Estado y la divulgación de que los hermanos Arias se habían reunido el sábado con diputados y personeros socialcristianos, colmaron las relaciones, y el ya exministro halló la razón de su salida: “La Unidad planteó que no le daba sus cinco votos para el TLC si Berrocal seguía como ministro (…) estaban defendiendo esos dos períodos de gobierno”.

Esta nueva ruptura lo ha convertido hoy en un insurrecto, un precandidato liberacionista “independiente”. Pero también es un abuelo que con sus seis nietos y uno en camino, desea seguir viviendo intensamente. Y agrega: “Y con Grethel (su esposa), paz y gloria hasta que envejezcamos juntos”.

FOTOS

  • Nacion.com

    Eyleen Vargas

Por la boca...

El escándalo que propició la abrupta salida del entonces ministro de Seguridad y Gobernación tuvo su origen en unas declaraciones suyas sobre la penetración de la guerrilla colombiana y del narcotráfico en ciertos sectores políticos, durante los dos anteriores gobiernos socialcristianos.

El 15 de marzo anterior, un día después del hallazgo de $480.000 de las FARC en una casa herediana, Fernando Berrocal advirtió: “Este país tiene que saber, porque aquí hay gente en los sectores políticos que ha perdido la razón”. ¿Las pruebas? 36 correos electrónicos extraídos de la computadora del guerrillero Raúl Reyes, abatido por el ejército colombiano el 1.° de marzo en suelo ecuatoriano. El 19 de setiembre, una comisión legislativa desestimó sus denuncias al considerar que hizo “declaraciones sin fundamento probatorio”. De inmediato, Berrocal llamó a una “insurrección” en el PLN.

Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Ámbitos
Este suplemento que se publica todos los sábados tiene como objetivo informarle sobre temas como construcción, arquitectura y urbanismo; pero también sobre esos detalles que hacen de su espacio un ámbito único y acogedor.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS