LN PROA

Costa Rica, Domingo 26 de octubre de 2008

/PROA

Deporte

Goles con ilusión de quinceañeras

 Veintiún chiquillas hicieron historia al clasificar por primera vez con una Selec- ción Femenina a un mundial de futbol. En el proceso, debieron alejarse de sus familias, estu- diar el doble y lidiar con miradas de desaprobación. Crónica de una gesta de lucha e ilusión.

Alonso Mata B. | amata@nacion.com

¿Y a ustedes les gusta el grupo de pop RBD ?– Noooooooooooo– respondieron todas de forma unísona a mi pregunta, poniendo cara de “¿Qué le pasa a este?” .

Fallé en mi primer acercamiento, la interrogante era mi as bajo la manga para romper el hielo con aquel numeroso grupo de quinceañeras.

Ellas me concedieron una entrevista minutos antes de que empezaran a entrenar en la cancha del Proyecto Gol; había metido la pata y ahora debía enmendarme.

– ¿Y les gusta el futbol?–

– Oooooobvioo– vociferaron de nuevo en coro, muertas de risa e incrédulas de la tonta pregunta que les había formulado. Sé que la consulta fue absurda, pero la presencia de las chicas era imponente, ¿cómo no sentirme intimidado ante tanta mujer exitosa? – eso siempre nos pasa a los hombres–. Y es que ellas son ya parte de la historia del deporte nacional... y eso que ni siquiera tienen cédula.

Estas chiquillas, la Selección Sub-17, constituyen el primer equipo tico de futbol femenino en clasificar a un mundial, logro tan importante como las medallas de las hermanas Poll, las corridas de Nery Brenes y la clasificación, por primera vez, de una Selección Mayor a Italia 90.

Entre risas y bromas finalmente me aceptaron en el grupo, sin portes y sin ‘jugar de locas’, para nada engreídas –puras ideas mías elaboradas, por andar tan metido en el balompié masculino– . Me cuentan entonces que hay un grupo de traviesas que les hacen bromas a las despistadas en los viajes, que improvisaron un conjunto de bailes denominado El Sobaco Marimbero, que fulana ya casi tiene novio y que la otra anda “en busca de”...

Viven su sueño y la felicidad se les desborda, pero su tránsito hasta llegar al Mundial –que comienza este martes en Nueva Zelanda– no fue nada sencillo.

En el camino, debieron abandonar sus pueblos rurales para emigrar a la ciudad; algunas –incluso a los 13 años– tuvieron que dejar a sus mamás y hermanos, mientras que a otras no les quedó más que estudiar por Internet. Todas debieron olvidarse de las fiestas, los bailes y la diversión propia de la gente de su edad.

La disciplina y perseverancia son la clave del éxito de este grupo de muchachas, cuya taquera está llena de retos superados, pese a su corta edad.

Las gemelas Guzmán, Adriana y Jazmín, fueron asaltadas en su primera semana en San José. El susto les provocó el impulso de devolverse a su natal Tilarán, pero el amor y la ilusión por el balompié se impusieron. “Imagínese, allá todo tranquilo y aquí nos asaltan, viera el miedo, fue muy difícil, la ciudad es muy dura”, reflexionó Adriana.

Mientras tanto, la capitana y número 10, Katherine Alvarado, dejó su casa en Pejibaye de Guatuso de Alajuela, a los 13 años para venirse a San José.

“Es un gran sacrificio estar lejos de mi familia, pero bueno… mis papás me apoyan mucho”, dice con nostalgia.

Otra que debió viajar desde muy lejos fue la portera Jackeline Palacios, quien radicaba en Estados Unidos con sus papás, pero vino a probar suerte en la Sele de su tierra natal hace un mes.

Una vez seleccionada, tuvo que cambiar el domicilio de California a Curridabat: allí vive con su abuela y estudia por Internet, lo cual, según confiesa la guardameta, es más difícil que las clases presenciales.

Al igual que Jackeline, todas deben hacer malabares entre los estudios y el futbol. El cronograma es agotador: por la mañana, el colegio; en la tarde, los entrenamientos y, por las noches, las tareas.

El despegue

Todo empezó en Trinidad y Tobago, en el premundial que se realizó en julio pasado. Allí comenzaron a tejer el sueño mundialista.

En el futbol femenino, Costa Rica tiene un panorama más complicado que en el masculino, pues estamos en el área de dos potencias mundiales, Canadá y Estados Unidos, que vienen siendo algo así como Alemania e Inglaterra en la categoría de varones.

Para asegurarse un puesto en la copa, las chicas debían derrotar no a Haití ni a Surinam, sino a la poderosa Canadá, algo nunca antes logrado.

La tarea se vislumbraba prácticamente imposible, pero la garra femenina tricolor pudo más y el marcador final fue 2 a 0 a favor de las nacionales.

El árbitro pitó el final y la emoción se desbordó: las muchachas se tiraban al suelo, lloraban, se abrazaban, no lo podían creer.

En el camerino todo fue fiesta y alegría: el pasaporte a Nueva Zelanda ya estaba sellado.

Sin embargo, el país no ha reconocido aún la trascendencia de la victoria de estas quinceañeras, ni el el significado que tiene su clasificación al Mundial.

El entrenador Juan Diego Quesada lo dice sin remilgos: “Esto es lo más importante que se ha dado en el futbol femenino, es algo monstruoso, todavía no se ha tomado conciencia del logro”, señaló el estratega, que ya ha asistido a dos mundiales juveniles con equipos de hombres.

Al tiempo que todo gira alrededor de la Sele mayor masculina, las chicas trabajan de a callado, sin llamar la atención de los flashes ni los micrófonos.

Para Quesada, la principal virtud de sus pupilas es su disciplina, perseverancia, dedicación y deseos de superarse.

La fiebre

El optimismo es una constante en el grupo. Ellas están viviendo su sueño y quieren prolongarlo con una buena participación en el Mundial. Y es que el premio mayor de todo futbolista es un torneo de dicha categoría.

En algunos casos, el futbol les llegó por esas casualidades de la vida; en otros, surgió como por generación espontánea.

En el caso de las gemelas Guzmán, su amor por el deporte rey se inició cuando tenían 2 años... ¡de la forma más impensable! Era Navidad y su madre les había regalado un muñeco Paco. Lejos de acurrucarlo, como lo haría la mayoría de chiquitas, ellas le arrancaron la cabeza y empezaron a pasársela de pie a pie, de un lado a otro del corredor: ese fue su primer balón.

En el barrio se hicieron famosas entre los mejengueros más fiebres y rápidamente fueron reconocidas por su habilidad.

“Siempre que había partido, nos pasaban a buscar, jugábamos contra otros barrios”, cuenta Jazmín, quien añade que eran las únicas mujeres del campeonato y que, aunque sus compañeros de equipo eran muy solidarios, los contrincantes se “picaban” por ser vencidos por mujeres.

El hecho de ser gemelas idénticas también les ha servido para hacer “maldades”. Adriana, defensa, y Jazmín, delantera, se han intercambiado por cuestiones futbolísticas.

En una ocasión, en los Juegos Estudiantiles, Jazmín estaba empatada en la cima del goleo con una jugadora de otro equipo; la que anotara se dejaría el trofeo de goleadora. En el último partido, su hermana Adriana anotó de tiro libre y, en medio de la celebración, lograron confundir al árbitro y hacerle creer que la anotadora había sido la delantera. Con esta maniobra, Jazmín se coronó como la máxima artillera. La anectoda les da risa, pero saben que al nivel en el que están ahora sería impensable siquiera tratar de repetir ese tipo de intercambio.

En el caso de la mediocampista Daniela Camacho, el balompié se le cruzó por pura casualidad y, desde ese momento, se enamoró perdidamente de él.

Cuando tenía 10 años acompañó a su padre a inscribir a su hermano en la escuela de futbol del Saprissa. Tras presenciar la mejenga, quedó impresionada a tal punto que su papádebió buscarle una escuela de balompié para mujeres.

La fiebre se fue haciendo cada vez más fuerte, hasta volverse una adicción, la cual a la postre la llevaría hasta el Mundial. “Qué curiosa es la vida, llevé a mi hijo y fue a mi hija a la que le terminó interesando más (el futbol)”, manifiesta su padre, José Camacho.

Barreras

El camino, como ya se dijo, no ha estado libre de obstáculos. La sociedad, pese a sus avances en materia de género –gracias al trabajo de mujeres como las seleccionadas que rompen estereotipos– sigue siendo machista.

La capitana Katherine Alvarado recordó como había gente “envidiosa” que le decía a sus padres que “dejaran de perder el tiempo”, que el futbol femenino no dejaba nada, pero sus padres siempre la apoyaron y dejaron de lado las “malas vibras”.

La percepción sexista y retrógrada de que las jugadoras de balompié son ‘hombrunas’ y ‘marimachonas’ también revolotea el ambiente de la tricolor.

Seydy Jiménez, madre de una de las seleccionadas, Fabiola Sánchez, asegura que aunque esos prejuicios no afecten directamente, siempre son incómodos y molestos.

El equipo se trae abajo ese estereotipo, pues el glamour y la coquetería adolescente no los borran las patadas, ni las barridas, la belleza es compañera de juego de todas ellas.

Aliados

El apoyo de los papás y los profesores de secundaria ha sido fundamental para que la labor de las chicas sea exitosa.

Algunos padres de familia incluso acompañaron a las muchachas en el premundial y otros procesos, orgullosos de su desempeño y vestidos con la camiseta roja que representa al país.

“Cuando ellas saltan a la cancha uno no sabe ni qué hacer, palpita el corazón, es un sentimiento muy fuerte, se me vienen las lágrimas”, expresa Alejandro Mata, padre de la volante creativa Jacqueline Mata.

José Camacho, padre de la mediocampista Daniela, es otro que anda exultante de orgullo.

“Va a ver usted lo que va a hacer esta selección en el Mundial, acuérdese de mí cuando hayamos llegado lejos, más lejos que cualquier otra”, vaticina.

Sin dejar las aulas

En los centros educativos, el apoyo es similar, los docentes saben que estar a las puertas de un campeonato mundial y a la vez tener examen de matemática y quiz de Sociales puede producir un remolino en la cabeza de las muchachas. Por ello, les reprograman las pruebas y les dan clases aparte.

Raquel Rodríguez Cedeño, quien cumplirá 15 años el día que arranca el Mundial, cursa el noveno año en el International Christian School. Ella confiesa que le genera mucho estrés el tema de las calificaciones y la falta de tiempo para todo. No obstante, su profesora guía, Lisbeth Campos, ha sido quien más la ayuda y alienta.

“Es una chiquita responsable, ella saca tiempo de donde no tiene, todos tratamos de que se relaje, de que no se preocupe; ella es muy aplicada”, afirma.

Los compañeros del cole también se sienten orgullosos y apoyan a las chicas en lo que puedan. Uno de los que comparte clase con Rodríguez, Joshua Campos, dice que su forma de jugar futbol siempre les llamó la atención y que todos estaban seguros de que llegaría lejos.

En el colegio María Auxiliadora de Heredia, la jugadora Jaqueline Mata es el orgullo de profesores y estudiantes.

Su amiga, María del Mar Muñoz, es su confidente y con quien la futbolista comparte sus sueños y alegrías. Ella destaca que, pese a todo el trajín y las miradas que recibe por su condición de seleccionada, ella no se “agranda”.

“Pese a nuestras diferencias, en los gustos nos complementamos. Lo que para ella es el futbol, para mí es el ballet. Estoy muy contenta, ha hecho muchos sacrificios y aquí estamos al tanto de su desempeño”, sostuvo.

Todas las seleccionadas desean seguir estudiando y desarrollarse profesionalmente mediante una carrera en la universidad. Entre sus opciones se destacan profesiones vinculadas con el deporte, educación física, terapia, ortopedia...

Anhelan ganarse una beca para jugar en Estados Unidos u otro país, poner en alto el nombre de Costa Rica y destacarse.

Legado

Este miércoles tienen su primer partido en el Mundial, un debut esperado y “pulseado”, una recompensa a la lucha dada no solamente por ellas, sino por todas las mujeres que se atreven a patear el balón de un deporte visto por muchos como exclusivo para varones.

Si demuestran un buen desempeño en Nueva Zelanda, enriquecerán la historia del deporte nacional con hecho histórico e inolvidable, así como imposible es olvidar su trayectoria y su disciplina para llevar a Costa Rica a la cúspide del futbol femenino.

Ellas saben que cada paso dado en la senda hacia esta Copa Mundial se transformará en kilómetros de camino para las nuevas generaciones, para las niñas que, luego de este Mundial, querrán ser como ellas.

Y es que, sin duda, el equipo será fuente de inspiración porque abrió puertas y despejó el camino para victorias y estrellas venideras.

La historia ya está escrita. Aunque todavía queda papel en blanco y tinta de sobra.

FOTOS

  • Nacion.com

    Federación de Futbol para

    La selección sub 17 viajó a Estados Unidos para los últimos fogueos antes del mundial en Nueva Zelanda.

  • Nacion.com

    Archivo

    El pasaporte al Mundial se obtuvo tras una victoria histórica ante Canadá por 2 a 0 en el premundial de Trinidad y Tobago, a mitad de este año.

  • Nacion.com

    Carlos González

    Raquel Rodríguez Cedeño es la jugadora más joven del equipo, cumple 15 años el día en que se inaugura el Mundial (este próximo martes). Ella cursa cursa el noveno año en el International Christian School.

  • Nacion.com

    Carlos González

    Jacqueline Mata debe, al igual que el resto de sus compañeras de Selección, maximizar esfuerzos para poder obtener buenos resultados académicos en el colegio y tener un buen rendimiento futbolístico.

  • Nacion.com

    Eylenn Vargas

    Katherine Alvarado alistaba la maleta el pasado18 de octubre. Además de los tacos, su equipaje va cargado de ilusiones.

  • Nacion.com

    Priscila Mora

    El entrenador Juan Diego Quesada conversa con sus pupilas; dice que la disciplina y perseverancia de las muchachas ha sido clave en su éxito.

  • Nacion.com

    Francisco Rodríguez

    En su cuarto, lleno de afiches de jugadores, Daniela Camacho empaca para irse al Mundial.

  • Nacion.com

    Priscila Mora

    Las gemelas Jazmín y Adriana Guzmán son fiebres del futbol desde que tenían 2 años.

  • Nacion.com

  • Nacion.com

  • Nacion.com

  • Nacion.com

    Carolina SmaniaPara

    Las muchachas fueron juramentadas el pasado 17 de octubre en un acto de gala.

  • Nacion.com

    Eddy Rojas

    Fabiola Sánchez se coloca el prendedor de la Federación con orgullo y cuidado.

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen

VIDEOS

  • Selección sub17 se prapara con entusiasmo para el mundial de fútbol.

Muy personal

De bromas y novios

Como cualquier grupo de adolescentes, la Selección Sub17 femenina tiene sus bromas y conversaciones en códigos propios. Antes de la práctica, cuando todo se vuelve disciplina, la fiesta reina y el ambiente es un vacilón.

La logia. Es el grupo de amigas dedicadas a hacer bromas a las más despistadas o a las que menos se lo esperen. Actúan principalmente durante los viajes y en los camerinos.

El Sobaca Marimbero. Es el grupo de baile improvisado de las chicas. Como tambor, utilizan un balón; el ritmo se va complementando con las distintas voces que surgen espontáneamente. Forman un círculo y, una a una, van pasando al centro a bailar, los pasos van desde el ‘gusano’ hasta breakdance .

Detalles. En el camerino, la plática era si habría que depilarse o no para ir al mundial. Unas dijeron que no porque de todas formas no se iba a notar, otras opinaron que sí: la conclusión fue que se depilarían solo para el primer partido.

Novios. Todas están solteras –o eso dijeron–, pues narran que entre tanto entrenamien-to y el estudio, les queda poco tiempo para los protocolos de la conquista. Pese a ello, va-rias señalan a una en particu-lar y dicen: “ella está en proceso, están definiendo detalles”. Luego cuentan que otra acaba de cortar, y algunas se catalogan como “solteras y ‘en busca’”.

La muchachas aseguran que el hecho de ser futbolistas profesionales, lejos de ‘espan-tar’ a los hombres, es algo que los convoca. Cuentan que algunos se acercan con curiosidad, el futbol se vuelve un tema recurrente a la hora de ‘ligar’, y cuando toca patear balón, por lo general ellas son más hábiles que sus pretendientes.

En vivo desde Nueva Zelanda

Cuatro grupos, 16 países, un solo título de campeón

El campeonato mundial Sub 17 femenino cuenta con cuatro grupos con igual número de equipos en cada uno, Costa Rica estáen el B con Alemania, Ghana y Corea del Norte.

El grupo A lo integran Canadá, Colombia, Dinamarca y Nueva Zelanda; y el C lo conforman Estados Unidos, Francia, Japón y Paraguay.

Finalmente, Brasil, Inglaterra, Nigeria y Corea del Sur son los inquilinos del grupo D.

Clasifican dos equipos por grupo, los cuales acceden a los cuartos de final, el primero del A contra el segundo del B y viceversa, lo mismo sucederá en el C y D. Los ganadores de los encuentros irán a la semifinal donde se cruzan las llaves, es decir, los equipos de los grupos A ó B jugarían contra los del C ó D. Posteriormente vendría la gran final (16 de noviembre).

Televisión. Repretel transmitirá todos los partidos de la Sele nacional. Las ticas jugarán el martes en Christchurch contra Alemania a las 5 p. m.; contra la representación de Corea del Norte, el 31 de octubre a las 9 p.m., y ante Ghana el lunes 3 de noviembre a las 9 p. m.

La televisora también transmitirá el partido inaugural y la gran final.

Equipo. La escuadra tica está conformada por las porteras Priscilla Tapia, Alejandra Arias y Jackeline Palacios; las defensas Daniela Cruz, Gabriela Guillén, María Barquero, Fabiola Sánchez, Isabel Garro, Krickshia Spence, Adriana Guzmán, Daniela Vega y Lina Jaramillo; las volantes Katherine Alvarado, Mariela Campos, Jacqueline Mata, Daniela Camacho, Hazel Quirós y María Chavarría, y las delanteras Raquel Rodríguez Cedeño, Raquel Rodríguez Vásquez, Yocxelin Rodríguez, Carolina Venegas, Yasmín Guzmán y Alejandra Guevara. Juan Diego Quesada es el director técnico.

Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Ámbitos
Este suplemento que se publica todos los sábados tiene como objetivo informarle sobre temas como construcción, arquitectura y urbanismo; pero también sobre esos detalles que hacen de su espacio un ámbito único y acogedor.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular Weekly review En tu PDA Noticias por email Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS