LN PROA

Costa Rica, Domingo 14 de junio de 2009

/PROA

Deportes

Hacia el gol aquel

 Este ensayo constituye un homenaje a Juan Cayasso, 19 años después de su anotación frente a Escocia. Las imágenes de aquel momento todavía despiertan intensas emociones en muchos aficionados al futbol costarricense.

José Eduardo Mora | proa@nacion.com

No sé si les sucede a ustedes, pero cada vez que veo el gol de Juan Cayasso ante Escocia se me estremece el alma y me invade una nostalgia por los tiempos idos. No puedo evitarlo. Es una extraña sensación que ya me dura 19 años.

In ille tempore era la expresión que empleaban los griegos para hablar de sus tiempos gloriosos. Tiempos idos y siempre recordados con la añoranza imperecedera que luego los llevaba al mito.

Y en la imagen, Juan Cayaso corre con sus alas abiertas a buscar consuelo hacia la banda izquierda del Luigi Ferraris de Génova. Más que una celebración, clama por un abrazo que lo devuelva al planeta tierra.

Costa Rica acababa de entrar en la historia de los mundiales con su gol y él no podía creerlo. Por fin, después de un instante eterno, Róger El policía Gómez acudió en su auxilio.

El milagro se produjo al 49’. Vendrían, entonces, 40 minutos de penurias y sufrimientos.

La magia de YouTube permite volver a ese gol una y otra vez, y a esa toma posterior en la que Cayasso sigue desconsolado, en busca de respuestas luego de su viaje astral.

Y claro, nosotros acá, ya lo veíamos como a un marciano, porque nunca pensamos en la posibilidad remota de un gol en Italia 90.

Aquello era como ir a descubrir el mundo en el Viejo Continente y existía temor e incertidumbre, y las “cábalas” anunciaban goleadas descorazonadoras y a lo sumo aspirábamos a que, en adelante, no nos confundieran con Puerto Rico.

La primera vez que vi a Cayasso, varios años después, estaba unos 150 metros al norte del edificio central de Correos, en San José. Firmaba autógrafos porque unos aficionados lo habían parado sin mayores preámbulos. No me atreví a acercarme. Desde el lado opuesto de la acera lo observé con detenimiento, para comprobar que era el mismo Cayasso que había anotado aquel gol inolvidable.

Cinco o seis años después, por las trampas del azar, lo entrevisté durante toda una mañana en el Mall Internacional de Alajuela. Él regresaba de jugar tenis. Todavía tenía un rostro radiante y recuerdo que una señora se le acercó y le dijo que no era saprissista, pero sí su seguidora.

Cayasso hizo una pausa en la entrevista, la escuchó por unos minutos y al final le dio un abrazo y retornó a la conversación. Ahí le oí por primera vez una frase que luego se volvería premonitoria: “el fútbol no tiene memoria”.

La decía él que había anotado el primer gol de Costa Rica en un Mundial y que había sido también el primer futbolista costarricense en debutar en la “Bundesliga”, con el Sttugart Kickers.

Era una época cercana al retiro y el ocaso inmenso comenzaba a venírsele encima.

Soledad

Golazo de Costa Rica. Gooooool costarricense. Camiseta número 14 Javier, camisa número 14. Capo , el Nene que llega, Marchena que la lleva. Lindo, desesperado el Nene , tocó, tocó, tocó. Costa Rica 1-Escocia Nada.

El narrador Mario McGregor pone en su justa dimensión la primera gran proeza de Costa Rica en ese Mundial. Hoy, 19 años después, el artista de ese gol tiene un rostro triste y lo acosan los fantasmas del olvido. Cayasso es lo que una vez Jorge Valdano dijo de Maradona: sin una pelota en los pies, se extravía.

Y el gran Juan Arnoldo Cayasso transmite esa soledad porque no está en el lugar que se merece. Ejerce funciones administrativas en la pequeña Asodeli, pero él es un hombre que solo sabe andar por el mundo en un pantalón corto, una camiseta número 14 y unos tacos de futbol que lo lleven a la cancha.

La piedra de Sísifo que carga Cayasso tiene un solo origen: nació en Costa Rica. Cuando Franco Baresi se iba a retirar del Milan, días antes el presidente de ese equipo anunció que sería nombrado vicepresidente deportivo.

El Real Madrid designó para siempre presidente honorario a Alfredo Di Stéfano. Karl-Heinz Rumenigge fue elegido presidente del Bayern Munich tras su retiro. Y el Barcelona, gracias a Cruyff, se percató hace un par de años de que un tal Josep Guardiola podría convertir al club en el mejor equipo del mundo.

Costa Rica estará en el Mundial Juvenil de Egipto este año. Y sin ese gol de Juan Cayasso, se los aseguró, los chicos de Rónald González verían ese campeonato por televisión.

¿Por qué, entonces, la Federación Costarricense de Futbol, a cuya Selección llenó de gloria el Saprissa --con el que fue bicampeón--, o Alajuelense --donde dio sus primeros pasos en la Primera División--, no enmiendan su desmemoria y le dan a Cayasso el sitial que se merece?

Cuánta luz podría darle el histórico número 14 a los jóvenes que sueñan con llegar lejos en el negocio del fubol.

“Ojalá nos veamos un día y podamos charlar del Gato Felpa, de Arlt, de Cortázar y de usted yendo siempre, en un replay infinito, hacia el gol aquel”, le dijo en una carta el escritor Osvaldo Soriano a Jorge Valdano, anotador del segundo gol de Argentina en la final del 86 ante Alemania.

Ojalá, Juan, te veamos un día en el podio que te corresponde, porque muchos, como Soriano a Valdano, te vemos yendo siempre “en un replay infinito, hacia el gol aquel”, y nos emocionamos como si fuera el 11 de junio de 1990, y emprendieras el vuelo en el Luigi Ferraris de Génova.

FOTOS

  • Nacion.com

    Portada de La Nación, un día después del partido.

  • Nacion.com

    Archivo

    Muchos todavía lo reconocen en la calle y le piden un autógrafo.

  • Nacion.com

    Rodrigo Calvo Para

    Esta es la imagen inolvidable del gol con que Costa Rica entró de lleno en la historia de los mundiales de futbol.

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
ADEMÁS EN PROA
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Ámbitos
Este suplemento que se publica todos los sábados tiene como objetivo informarle sobre temas como construcción, arquitectura y urbanismo; pero también sobre esos detalles que hacen de su espacio un ámbito único y acogedor.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS