Salud!

Revista de salud y buen vivir de nacion.com. Respire hondo ahora.

9 meses de emociones

Estudio argentino demuestra cómo influye la estabilidad emocional en el éxito del parto

Fabiola Martínez O.
fmartinez@nacion.com

No es un capricho o exceso de "chineo" de las futuras madres: la estabilidad emocional y un entorno social favorable pueden ser decisivos para que un embarazo llegue a feliz término. Así lo confirmó un estudio efectuado en Argentina, cuyos resultados fueron expuestos a Viva por una de sus autoras, la psicóloga Clara Schoham Perelis.

Ella y otros investigadores de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires evaluaron más de 1.500 casos de bebés que nacieron de manera prematura o que debieron permanecer internados un tiempo en el hospital y recibir cuidados especiales por diferentes motivos.

El estudio demostró que el 80 por ciento de esos niños eran hijos de mujeres que sufrieron problemas psicosociales o fueron víctimas de la violencia doméstica durante el embarazo.

"Conversamos con las madres para saber cómo vivieron sus embarazos y la mayoría mencionó problemas de pareja, entornos familiares conflictivos o grandes angustias derivadas, en muchos casos, de su condición de inmigrantes. No podemos afirmar que esa fue la única causa que afectó a sus hijos, pero sí influyó de manera negativa en la gestación", explicó Schoham.

La especialista vino a Costa Rica con la intención de compartir su experiencia con otros colegas y sensibilizar a los médicos, a las futuras madres, a sus parejas y a las familias sobre la importancia de brindar apoyo emocional y procurar un entorno favorable para las futuras madres.

Durante su trabajo, en una maternidad pública, los investigadores no se limitaron a dialogar con las madres y conocer sus experiencias, sino que comenzaron a detectar casos de mujeres embarazadas que estaban atravesando situaciones conflictivas, con el fin de brindarles apoyo psicológico.

"Algunas vomitaban sin parar; otras, tenían una ira tremenda contra sus parejas, no estaban seguras de querer que su bebé naciera o tenían grandes temores en torno al embarazo, pero muchas de ellas no tenían siquiera con quién hablar de esas cosas. Vimos que era necesario acercarse a ellas, escucharlas, ayudarlas a despejar sus dudas, darles un seguimiento; eso las hacía sentir más tranquilas y mejoraba su actitud hacia el embarazo", narró.

Redes de apoyo

Según Schoham, no hace falta que una mujer encinta se encuentre en una situación extrema para pensar que ella necesita apoyo emocional, pues el embarazo siempre es una especie de crisis que conlleva numerosos cambios.

Por ello, es fundamental que su pareja, sus parientes y amigos colaboren en motivarla, escucharla, acompañarla a sus citas médicas y crear un entorno seguro y positivo para ella.

Incluso, dijo, las propias mujeres pueden adoptar medidas para lograr un embarazo más estable. Por ejemplo, es recomendable que busquen literatura acerca del embarazo para comprender su proceso y le pidan a su médico aclare sus dudas sobre el tema.

Con ella coincidió el ginecólogo Danilo Medina.

"El factor psicológico es tan importante en la gestación, que muchos embarazos no deseados conllevan problemas que afectan al bebé en el área emocional y provocan un retardo en su crecimiento", advirtió.

Tal como lo dijo Medina, para una mujer embarazada es muy importante recibir el apoyo de su compañero, que él participe -por ejemplo- en comprar la ropa del bebé y preparar su habitación, que disfruten juntos la espera.

"Los consejos, las expresiones de cariño y los estímulos son influencias positivas que ayudan a la mujer a ilusionarse y a tener una sensación de bienestar. Esas influencias positivas también las recibe el bebé", añadió.

La asistencia a los cursos de preparación para el parto, en compañía de su pareja o de algún pariente, también permiten que las mujeres aclaren sus dudas y aprendan técnicas para recibir mejor a su bebé.

"Muchas adolescentes son abandonadas por sus parejas cuando quedan embarazadas, entonces lo ideal es que su mamá, sus hermanas o alguna amiga las acompañen al curso. Al acompañante se le enseñan técnicas para que le brinden apoyo emocional a la joven, la asistan en los ejercicios de respiración y las ayuden a relajarse", afirmó la enfermera Miriam Delgado, una de las encargadas de los cursos de parto sin temor para adolescentes en el Hospital de las Mujeres.

Tal como ella lo dijo, lo idóneo es que la pareja de la mujer o la persona que asistió con ella al curso prenatal la acompañe también a la sala de parto y la ayude mientras da a luz.

Según Schoham, el apoyo debe mantenerse después del parto: por lo general, la gente concentra su mirada en el recién nacido, pero la madre también requiere atención y cariño para sentirse bien luego de tantas emociones.


Una dulce espera

Recomendaciones para futuras madres:

Acuda a control médico una vez al mes y consulte con el ginecólogo sus dudas sobre el embarazo.

Busque literatura sobre la gestación para comprender mejor su proceso.

Practique ejercicios de relajación. Trate de evitar situaciones que la puedan alterar.

Asista a un curso de preparación para el parto, ojalá en compañía de su pareja.

Converse con personas de confianza sobre los aspectos que le preocupan del embarazo. Busque ayuda psicológica si cree que la requiere.

Acaricie su estómago, háblele al bebé. Algunos estudios sugieren que la música de Mozart fortalece la capacidad cerebral del niño.


Asistencia en embarazos de alto riesgo

Fabiola Martínez O.

Cuando una mujer debe permanecer varios meses en reposo o requiere cuidados especiales porque su embarazo es de algo riesgo, hay una mayor necesidad de que reciba apoyo emocional para poder afrontar la incertidumbre, la angustia y otros sentimientos negativos que su condición puede generarle.

"Muchas mujeres que se encuentran en esta situación generan sentimientos de culpa porque piensan que no son capaces de ser un buen nido para su bebé, de ser buenas madres. Cuando tienen que pasar mucho tiempo en reposo, hay instantes en que desean que eso se acabe rápido, y luego se sienten culpables por pensar así", explicó Clara Schoham, especialista en psicología perinatal.

Según dijo, el apoyo de la familia y la asistencia de un especialista son fundamentales para que la mujer comprenda que ella no es culpable de lo que sucede y logre una estabilidad emocional que puede influir positivamente en su embarazo.

En estos casos es aún más importante que la mujer reciba información clara sobre su situación y adopte una actitud activa para ayudar a disminuir, en la medida de los posible, los riesgos de su embarazo.

"Es necesario que ella sepa lo que pasa con su hijo, que el médico le explique cuáles son los riesgos de su embarazo", añadió la especialista.

Durante el estudio que realizó en Argentina, Schoham trabajó con las madres de recién nacidos que se encontraban internados por diferentes complicaciones. En estos casos, así como cuando hay un aborto, también es necesario evitar los sentimientos de culpa.

"Es muy importante que la madre pueda estar cerca del bebé, que le hable y exista un buen vínculo entre ellos, de modo que la mujer sienta que hizo lo mejor que pudo, aunque el bebé finalmente muera. En aquellos casos en que es muy posible que ocurra una pérdida, hay que preparar a la mujer para el duelo", recomendó.

Según el ginecólogo Danilo Medina, lo idóneo en casos de embarazos de alto riesgo es contar con la asistencia de un equipo interdisciplinario, que incluya a especialistas en obstetricia, enfermería, perinatología y psicología o psiquiatría.

Tal como él lo dijo, el control médico constante durante el embarazo es fundamental para detectar a tiempo cualquier situación que implique un riesgo para el bebé o su madre. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un mínimo de seis visitas médicas durante el embarazo.

En Costa Rica, el 20 por ciento de las mujeres (unas 15.000 al año) no recibe atención durante el embarazo, según lo reveló un informe divulgado el pasado 1° de abril por la OMS.

Todo este material posee derechos reservados | Escríbanos | ©2004 nacion.com