LN TELEGUIA

Costa Rica, Domingo 19 de octubre de 2008

/TELEGUIA

Portada

Más que una cara bonita

  “No se puede ser buen presentador si uno no es buen reportero”, asegura Claudia Palacios, uno de los rostros más agradables y reconocidos de CNN en español.

Ivannia Varela Q. | ivarela@nacion.com

Quienes pregonan que belleza e inteligencia no son ingredientes de una misma receta, están equivocados. Claudia Palacios, presentadora de la cadena de noticias CNN en español y conductora del programa Mirador Mundial, es una muestra de ello.

Aunque el rostro de esta periodista colombiana difícilmente pasa inadvertido –y, de acuerdo con algunos hombres, es una de las caras más lindas de la televisión por cable–, Claudia también ha logrado ganarse una sólida reputación profesional, gracias al trabajo que ha hecho y a la proyección que ha tenido.

Los primeros pasos en esta carrera los dio en su tierra natal, cuando le ofrecieron una oportunidad como reportera en el canal Telepacífico.

Su ímpetu, el interés que siempre ha sentido por los temas sociales y la buena imagen que tenía ante las cámaras, la hicieron subir escalones a gran velocidad y, en el 2004, luego de haber pasado por Caracol Noticias, se vinculó con CNN en español.

Desde Atlanta, la presentadora conversó con Teleguía y repasó algunos aspectos de su profesión y personalidad. Lectora voraz, vanidosa con su cutis, pero un poco perezosa para el ejercicio, amante de la comida colombiana y muy casera… Así se describió Claudia Palacios en esta entrevista.

–¿Qué extraña más de su tierra, Colombia?

–Todo. La espontaneidad para relacionarse con la gente, la alegría del país, la pasión de las personas, la música, poder ver a mi familia más seguido... la lista es bastante larga.

–¿Cómo se conecta con sus raíces?

–Leo los periódicos y revistas por Internet; tengo acceso a uno de los canales de televisión colombianos, oigo la radio por Internet y hasta bajo los podcasts de los programas periodísticos que más me gustan y los voy oyendo en el carro. Viajo mucho a Colombia, cuatro o cinco veces al año.

A todo el que viene a Atlanta le pido que me traiga leche condensada de tarrito pequeño y chocolatinas Jet, y las revistas que pueda. Tengo mucho contacto con la comunidad colombiana en Atlanta, me escribo con algunos buenos amigos que me mantienen al día.

–¿Cómo es un día normal de trabajo para Claudia Palacios en Atlanta?

–Llego al mediodía a la oficina, me peino y me maquillo. Bajo a la redacción, leo los periódicos de varios países de la región, los cables de las agencias de prensa, hablo con mi productor sobre el programa que él ha diseñado, propongo incluir algunas cosas o buscar entrevistados…. o los busco yo misma. Escribo algunas de las notas que leo, hago los titulares, y unos segmentos fijos, como las imágenes y frases de la semana y la agenda semanal. Voy al aire a las 4 de la tarde y el último noticiero lo hago a las 11 p. m. A esa hora regreso a mi casa.

–De reportera a presentadora de un noticiario internacional... ¿cuál fue la fórmula que utilizó para llegar hasta donde se encuentra hoy?

–Siempre he sido ambas cosas al mismo tiempo. Nunca busqué ser presentadora, pero tuve un jefe que creyó que yo podía hacerlo a pesar de que en ese entonces solo tenía 20 años. Asumí el reto con mucho temor, con la condición de que no dejaría de ser reportera. En Colombia, cubrí siempre temas relacionados con lo social: la salud, la educación, las protestas, y luego también algunos hechos de orden público y político. En CNN , al comienzo, reemplacé la reportería con estudio y me dediqué a leer mucho sobre los países de América Latina para poder entender mejor el contexto y la razón de las noticias que presento y para ofrecer más calidad y profundidad a la hora de hacer entrevistas y de cubrir los hechos desde el set . Siempre que hay oportunidad, también hago trabajo de reporteo. Creo que no se puede ser buen presentador si no se es buen reportero.

–A usted le ha correspondido cubrir grandes acontecimientos como la muerte del papa Juan Pablo II o el maremoto en Asia. ¿Cuál ha sido la noticia que más la ha impactado desde el punto de vista profesional?

–La muerte del Papa la cubrí desde el set de noticias por más de siete horas. Fue todo un desafío. En lo profesional, significó poner al aire la historia más esperada de los últimos años, abordándola desde muchos puntos de vista, contextualizando sobre lo bueno y lo malo del pontificado. Había leído mucho sobre Juan Pablo Segundo en los años previos. Quedé satisfecha porque pude conducir una cobertura sin dejarme llevar por mi propio sentimiento como católica, por mi propia admiración por el Papa, sin desconocer que millones en el mundo estaban sintiendo lo mismo que yo. Igual sucedió con el reciente rescate de secuestrados. Por años había soñado despierta con ese momento, me había imaginado qué le iba a preguntar a Ingrid Betancourt cuando la liberaran. Fue todo un reto porque como colombiana estaba muy emocionada y orgullosa. Debo reconocer que inconscientemente estaba preparada para que ese día fuera un día de malas noticias, es decir, pensé que iba a tener que anunciarle al mundo que los habían matado, pero fui infinitamente feliz de anunciar que no solo estaban libres, sino vivos. Y me alegro de que pude poner el rigor periodístico por encima de mi nacionalidad.

–¿Cuál de las entrevistas con grandes personalidades del mundo guarda en su memoria con más cariño?

–No puedo escoger una. He disfrutado mucho el encuentro con tantos líderes de nuestros países. Cada entrevista ha sido un desafío.

–¿Qué es lo mejor de haber estudiado periodismo?

–No recomiendo estudiar periodismo. Creo que un buen periodista necesita tener buenos conocimientos sobre política, historia, economía, medio ambiente, salud. Las facultades de comunicación enseñan teorías de la comunicación y materias de las que uno nunca tendrá que informar en la vida profesional. Si hubiera sabido esto antes, habría estudiado historia y ciencias políticas, y luego habría hecho un posgrado en periodismo. A los recién egresados, los funcionarios les dan tres vueltas, se tienen que conformar con comunicados de prensa y no tienen suficiente conciencia crítica ni conocimientos para controvertir las respuestas de un entrevistado que esté mintiendo.

–¿Es difícil esta profesión para una mujer?

–En mi caso, ha sido todo lo contrario. Creo que las mujeres somos líderes en el campo de la comunicación. Tenemos mucha sensibilidad y sentido común y eso es algo crucial para cualquier buen periodista.

–¿Cómo logra complementar su agenda laboral con la familia y amigos?

–Aunque sacrifico el fin de semana, tengo mucho tiempo entre semana para estar con mi hijo y con mi esposo. Nunca he sido de muchos amigos, pero puedo mantenerme en contacto con la gente que quiero.

–¿Cuánto tiempo se dedica a usted misma?

–El suficiente para tratar de lucir bien ante cámaras. Cuando no estoy en el set soy muy descomplicada y práctica. Jeans , camiseta, cara lavada y cola de caballo.

–De la realidad financiera que enfrenta ahora Estados Unidos, ¿qué es lo que más la atormenta?

–Saber que esto pasó, pasa y seguirá pasando. La última burbuja fue la de las “punto com” y en pocos años ya tenemos otra. Saber que, como oí hace poco, “se privatizan las ganancias y se socializan las pérdidas”. Y que así seguirá siendo. Saber que todo es resultado de la ambición desmedida y que, por ende, volverá a ocurrir.

–Usted, como especialista en temas de salud, ¿qué hace para cuidarse? ¿Cómo lucha en Estados Unidos contra la moda de la comida chatarra?

–Tengo la fortuna y el privilegio de tener en mi casa a alguien que me ayuda, que es colombiana. Cuando como comida chatarra es porque me da el antojo. Pero en mi casa nunca faltan los frijoles, las lentejas, el arroz, los jugos naturales y las tajadas de plátano.

–¿Se considera vanidosa?

–Soy muy vanidosa. Me cuido mucho la cara. Uso cremas diferentes para la noche o para el día, también para el contorno de los ojos, para el contorno de los labios, para la tonicidad, para humectar, para el cuerpo. Lo de las cremas es toda una rutina. No hago ejercicio pero siempre quiero empezar... nunca lo logro. Ese es uno de mis puntos débiles.

–¿Dónde se visualiza en cinco años?

–Mejor no lo digo porque ¡no se me cumple!

FOTOS

  • Nacion.com

    Fotos: Cortesía CNNenespañol

  • Nacion.com

  • Nacion.com

    Según Claudia Palacios, la muerte del papa Juan Pablo II ha sido una de las noticias que más la ha impactado.

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen

Cámaras acción

Nacida el 1.° de octubre de 1977 en Cali, Colombia, Claudia Isabel Palacios Giraldo es una reportera con trayectoria: además del puesto que desempeña actualmente en CNN como presentadora, fue galardonada en México por el Centro de Estudios Latinoamericanos para la Salud de la Mujer, por sus reportajes en salud y sus investigaciones sobre la situación política de Latinoamérica. También fue seleccionada por la revista Fucsia (de Bogotá) como una de ‘Las Cinco Mujeres Colombianas’ del 2004.

Actualmente vive en Altlanta con su hijo Pablo, de 8 años, y su esposo.

ADEMÁS EN TELEGUIA
Áncora
Desde 1972, Áncora es la revista cultural de La Nación. Los domingos ofrece variada información y análisis sobre literatura, teatro, danza, cine, artes plásticas, lingüística, arte culinaria, filosofía, ciencias, libros y otros campos de la cultura.
Ámbitos
Este suplemento que se publica todos los sábados tiene como objetivo informarle sobre temas como construcción, arquitectura y urbanismo; pero también sobre esos detalles que hacen de su espacio un ámbito único y acogedor.
Proa
Reportajes, semblanzas, relatos, crónicas y entrevistas se mezclan en esta publicación dominical dedicada a resaltar el ángulo humano de la noticia y a interpretarla.
Teleguía
El mundo de la televisión y el entretenimiento en una revista semanal. Teleguía le ofrece cada domingo un reportaje de un programa o artista de la televisión nacional o internacional. Además, de todos los chismes faranduleros con El Topo.
SERVICIOS En tu Celular Weekly review En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS