Portada viva





Sí la mató


EFE.

El actor brasileño Guilherme de Pádua fue condenado por el asesinato de la actriz Daniela Peres

Río de Janeiro. El actor Guilherme de Pádua fue condenado el sábado a 19 años de prisión por el asesinato de la popular actriz brasileña Daniela Peres en el proceso que se ha conocido en Brasil como el "juicio del año.

La audiencia final del juicio contra los presuntos autores del asesinato de la actriz se inició el pasado miércoles y concluyó a las 8:00 a.m. del sábado, hora local (11:00 GMT) luego de que el jurado deliberara durante toda la noche.

La sentencia dictada por el presidente del Segundo Tribunal del Jurado de Río de Janeiro, José Geraldo Antonio, fue aplaudida por los representantes de numerosas organizaciones de defensa de los derechos humanos que acompañaron el proceso en sus cuatro días por considerar el caso un símbolo de la lucha contra la impunidad.

El proceso, que también fue seguido por periodistas de 45 medios brasileños e internacionales de comunicación que se acreditaron oficialmente ante el Foro de Justicia de Río de Janeiro, se desarrolló en medio de diversas manifestaciones callejeras, en su mayoría frente al propio Foro de Justicia, de familiares de personas asesinadas cuyos casos permanecen en la impunidad.

Daniela Peres, una joven actriz que se hizo famosa en Brasil y en varios países latinoamericanos por sus participaciones en novelas de la gigantesca Red Globo de Televisión, fue asesinada el 28 de diciembre de 1992 tras abandonar los estudios en donde grababa la telenovela De cuerpo y alma.

El asesinato conmocionó a Brasil debido a que la novela tenía uno de los mayores índices de audiencia que se han registrado en el país y a que el propio coprotagonista en la telenovela, Guilherme de Pádua, confesó la coautoría del homicidio.

Durante todo el proceso, el actor reconoció su participación en el homicidio pero acusó a su exesposa, Paula Thomaz, de haber sido la autora material de las 18 heridas que causaron la muerte de la joven actriz y bailarina.

Por esa razón, el abogado de De Pádua, Paulo Ramalho, insistió ante el jurado en que su cliente no podía ser condenado como autor de un homicidio debido a que había sido un simple coautor y a que la verdadera asesina sería su exmujer.

De Pádua, según la versión de los fiscales, también fue autor directo del homicidio debido a que sujetó a Daniela Peres mientras Paula Thomaz le causaba las heridas mortales con unas tijeras.

José Geraldo Antonio, que en su sentencia aseguró que De Pádua "demostró una personalidad perversa, violenta y cobarde", acogió la acusación de la fiscalía y, por lo mismo, consideró que el actor fue responsable y no corresponsable del homicidio.