Logo viva
Info@merica banner switcher



Telenovela paraliza Cuba


Reuters, La Habana.

El escapismo de la televisión occidental que ha llevado a Cuba una telenovela colombiana se traduce, a diario, en una tácita paralización de todo tipo de actividades a lo largo y ancho de la isla.

Las aguas mansas, que llegará pronto a su clímax en la televisión cubana, ha permitido a millones de isleños soportar el tórrido calor del verano boreal en el Caribe.

Los centros de trabajo cierran sus puertas, los dependientes de las tiendas dejan de atender a sus clientes, los ánimos acalorados se esfuman y hasta los salvavidas están ociosos durante esos preciados 100 minutos diarios de transmisión de esa trama.

Al llegar las 3 p.m. en Cuba, millones de cubanos se pegan a su televisor para enterarse del último suceso en la historia colombiana de amor, intriga, pasión y envidia, que ha fascinado como nunca antes a los cubanos.

Con un lenguaje, idiosincrasia y música muy similar a lo que fue Cuba en la década de 1950, el culebrón ha hecho impacto, con extraordinaria fuerza, en la población.

En los últimos dos años, durante julio y agosto se han exhibido en las tardes novelas colombianas como Caballo viejo y Azúcar, que también cautivaron a muchos.

A partir del pasado mes de julio, los cubanos han podido disfrutar diariamente de Las aguas mansas.

.

Aunque acostumbrados a seguir de cerca las telenovelas, sobre todo producciones de Brasil o nacionales, los cubanos tienen sus opciones reducidas a dos canales estatales de televisión, ya que no tienen acceso a sistemas de cable (sí disponibles en los hoteles para turistas)

"No hablan de política, ni de problemas, por lo que logran que uno olvide sus dificultades. Es una novela rosa, abunda el amor, la felicidad y los malos pagan por sus culpas. Y a pesar de que sabes el final, quieres verlo", señaló la enfermera, Hortensia Ramírez.


© 1998. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr