Logo viva



¿Se les fue la mano?

El final de "La Usurpadora" invadió no solo los hogares sino también el noticiero de canal 7

Evelyn Ugalde
Redactora de La Nación

A las 10 p. m. del 4 de marzo, la telenovela La Usurpadora terminó después de seis meses de hacer sufrir, llorar y reír a los espectadores que la siguieron por el canal 7.

Desde que comenzó, esta novela produjo fenómenos sociales pocas veces vistos en el país. El más notorio de ellos es que la trama cautivó a un mayor número de hombres (según la encuesta de Unimer, un promedio de 6, 32 por ciento).

Este hecho obligó a hacer cambios en los horarios de los partidos de futbol (se adelantaron de la tradicional hora de las 8 p. m. a las 7 p. m.) y se hizo acompañar de una fuerte promoción que arrastró a Telenoticias.

Para varios expertos y directores de noticiarios de otros medios, la cobertura que se le dio a La Usurpadora en Telenoticias, días antes de su final y los posteriores a este, fue un exceso.

"La telenovela se convirtió en un fenómeno social al cual era necesario darle cobertura, pero no en forma tan amplia", aseguró Marielos Gutiérrez, directora de Noticias Monumental.

Canal 7, y específicamente su noticiario, decidieron hacer una gran despedida a la "consentida telenovela", para lo cual generaron expectativas con un final anunciado desde un mes antes.

Luego, el jueves en que se presentó el último capítulo, se realizó --durante el noticiero-- una entrevista al psicólogo álvaro Campos y al consejero espiritual Juan José Vargas acerca de los efectos en el público.

Ese mismo día se hicieron avances sobre los televidentes que observaron el esperado final y, para cerrar con broche de oro, el lunes pasado, el codirector de Telenoticias, Ignacio Santos, entrevistó desde México a Gabriela Spanic, quien tuvo a cargo el papel principal.

"Esta es la primera vez que se da un fenómeno así. Tal vez el error no fue hacer tal promoción, sino el tiempo utilizado en las transmisiones y la forma tan profusa en que se hizo. El público observa a un periodista de sucesos haciendo avances del final de la telenovela y a un director haciendo una entrevista de espectáculos, y esto le resta credibilidad al noticiario", afirmó Roxana Zúñiga, directora de Noticias Repretel.

Con ella coincidió Jorge Valverde, director NC4: "La cobertura que le ha dado Telenoticias responde a un estilo periodístico diferente al nuestro, pero en todo caso respetable. Todo parece indicar que les produce buenos dividendos. Lo que habrá que evaluar son los resultados a largo plazo y el impacto en la credibilidad y en la confianza del televidente que, en el fondo, se hace mil preguntas."

Por qué

La vida de la familia Bracho fue el tema de conversación de muchas reuniones entre amigos, y las cifras revelaron que fue una de las telenovelas más vistas. Según la encuesta de Unimer, su audiencia subió de 18,7 por ciento en diciembre, a 25,9 por ciento en enero.

Las razones para tal éxito parecen tener relación con la presencia de mujeres hermosas en la producción, el horario estelar (a las 9 p. m.) y la gran promoción que se le hizo a la serie, principalmente en el noticiario.

"El fenómeno de La Usurpadora creó una ola que arrastró a personeros, ejecutivos y periodistas de canal 7. La cantidad de tiempo de promoción que dedicó Telenoticias a esta telenovela obedeció a dos cosas: presentarla antes del noticiero aumentaba su rating, por lo que se vio beneficiado y, debido a un efecto de catarata, en que no se puede parar de verla, luego de haber empezado; es algo psicológico y contagioso", afirmó el crítico Víctor Flury.

"El hecho que no se haya dado antes tampoco implica que lo que se hizo sea malo, pero esta ola hizo perder el juicio a mucha gente que, de repente, se olvidó de su sentido crítico y de su ubicación", agregó.


© 1999. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr