LN Suplementos
Info@merica banner switcher
San José, Costa Rica. Sábado 25 de marzo, 2000








Notas Cultura:

Vuelve Peter Pan

El grupo de Teatro Abril, de Guatemala, junto a actores y bailarines ticos, trajo las aventuras de ese niño volador


Doriam Díaz

El escenario del Teatro Melico Salazar es, ahora, la Tierra de Nunca Jamás y allí están Peter Pan y su traje de hojas, los traviesos niños perdidos, la princesa Tigrilla y sus indígenas y el capitán Garfio y sus secuaces.

El Teatro Abril de Guatemala, con la colaboración de los niños actores del teatro Giratablas y las bailarinas jóvenes de la Compañía Nacional de Danza, presenta por última vez, hoy a las 3 p. m., la obra Peter Pan.

"Este montaje, cuya producción es nuestra, comprueba que lo artístico no tiene fronteras", dijo Luis Pedro Abril, director del grupo guatemalteco.

En días anteriores, las aventuras de ese niño volador han sido vistas por estudiantes de preescolar y escuela.

Luis Pedro Abril hizo una adaptación de ese cuento clásico, una que vuelve más tontos que rudos a los piratas y que tiene muchas canciones, bailes y teatro tradicional.

Sin embargo, no falta la gran perra de Wendy, Juan y Miguelín y el gran cocodrilo que atormenta al capitán Garfio.

Además, Peter Pan (interpretado por Georgina Pontaza) tiene unos números donde vuela -y de verdad- por todo el escenario.

El público no tendrá tiempo para aburrirse porque los personajes saldrán de los lugares menos esperados y hasta interactúan con la gente en algunas ocasiones.

En Guatemala

Peter Pan se estrenó en Guatemala en una temporada en 1994 y volvió a exhibirse en 1997. Es uno de los montajes clásicos de ese grupo, que se especializa en trabajar teatro para educación preescolar, primaria y secundaria.

Actualmente, en su teatro-casa presenta cinco obras para estudiantes de manera simultánea, entre ellas La sirenita, Marcelino, pan y vino, y El Mago de Oz.

También ofrece espectáculos especiales durante los fines de semana. Según Abril, las funciones siempre pasan llenas, gracias a su buen trabajo en ventas y a la calidad de los montajes.

"Si el público ve que hay calidad va a al teatro. Sin embargo, no es fácil; se necesita de una gran inversión en actores, escenografía y vestuarios", explicó Abril.

El Teatro Abril tiene un elenco estable en su país de unos 35 actores.

La entrada a esta actividad cuesta ¢400 y es parte del Festival Internacional de las Artes (FIA 2000)




© 2000. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr