LN Suplementos
Info@merica banner switcher
San José, Costa Rica. Viernes 14 de diciembre, 2001







Encuesta de revista Perfil
sobre satifacción sexual

Notas Espectáculos:


Se fue la Leche

Café con Leche perdió a sus fundadores: Enrique Ramírez murió el martes, dos meses después de José Capmany


Víctor Fernández G.
vfernandez@nacion.com

Cuando Enrique Ramírez Briancesco dejó, en 1987, a José Capmany y Café con Leche, muchos le perdieron la pista. Por eso la noticia de su muerte fue sorpresiva para la mayoría.

Humorista, actor, cantante, publicista, profesor universitario y cofundador, junto a Capmany, de Café con Leche, Ramírez falleció la noche del martes, a los 39 años, en el Hospital San Juan de Dios a causa de las graves quemaduras que él mismo se causó un día antes.

Su fallecimiento, ocurrido dos días antes de que se cumpliera el segundo mes de la muerte de José, fue el final de un largo padecimiento mental que lo aquejó en los últimos años y que le había hecho atentar contra su vida en otras ocasiones.

Sin embargo, quienes lo vieron en el escenario no pueden olvidar la energía que Enrique despedía en cada una de sus presentaciones.

Polifacético

Enrique estudió teatro, creación literaria y contrabajo en el Conservatorio Castella; fue presidente del gobierno estudiantil del liceo Rodrigo Facio y cursó las carreras de sociología y psicología en la Universidad de Costa Rica (UCR).

También ganó varios certámenes intercolegiales de poesía y fue el editor de los periódicos La cámara del terror, De adentro y La cosa nostra, que circularon en las escuelas de Sociología y Estudios Generales de la UCR.

Ramírez y Capmany se conocieron en 1984 en un bar josefino y desde ese momento se decidieron a vivir del arte. Su primera presentación fue en el bar La Fontana y lo hicieron bajo el nombre de Grupo Folclórico Autóctono Nacional Enajenation Now, para luego pasar a Café con Leche.

Su trabajo llamó la atención pues desarrollaron una mezcla de rock y humor. Fue en esa época que temas como Mamá y papá (su primer éxito), La modelo, La historia salvaje y ¡Oiga Pito! pegaron con fuerza en las radios.

"José era el músico, mientras que lo de Enrique eran las ideas. Recuerdo de esos años que Enrique era muy lanzado y ocurrente, así que igual improvisaba un rap o se ponía a bailar break en medio concierto", aseguró Carlos Calilo Pardo, quien fue el bajista en el primer disco de Café con Leche, grabado en 1987.

Caminos separados

Las diferencias artísticas entre Ramírez y Capmany surgieron cuando el primero quiso seguir enfocado al humor mientras que José quería darle mayor profesionalismo al grupo. Así, el 31 de diciembre de 1987, Enrique anunció en un concierto en el Paradero Nahomí, en Quepos, que dejaba a Café a Leche.

Mientras Capmany siguió con la banda y la consolidó como uno de los puntales del rock nacional, Ramírez desapareció casi por completo del ambiente artístico.

Aunque trató de volver a los escenarios con nuevos proyectos humorísticos como Enrique y los del Smog, terminó por dedicarse a la publicidad, área en la que sobresalió como creativo y donde llegó a ganar varios reconocimientos, según recordó Rooper Alvarado, de Radio Uno.

"Enrique vino a la radio hace unos meses y estuvimos hablando sobre su vida, pues fuimos muy amigos mientras estuvo con Café con Leche", dijo Alvarado. Ramírez también se desempeñó como profesor universitario y fundó su propia agencia publicitaria: la Ajenzia (sic) del Alquimista.

Sufrido

Según explicó su hermana Kattia, Enrique pasó por graves crisis emocionales, debido a un trastorno afectivo bipolar, una enfermedad mental causada por un desbalance químico en el organismo, que produce períodos alternos de depresión y euforia.

"Él tuvo varios intentos de suicidio y empezó a tener problemas sentimentales y laborales", dijo su hermana. Las cosas empeoraron cuando su agencia fue incendiada el 9 de octubre pasado.

Después de ese incidente Enrique fue internado en el hospital psiquiátrico y allí se enteró de la muerte de Capmany, ocurrida el 13 de octubre en un accidente de tránsito.

"La muerte de José fue un gran golpe para Enrique pues lo hizo recordar todo lo que pasaron juntos. Cuando salió del hospital empezó a cantar todos los lunes en el bar La K-baña. Allí contaba de sus historias con José y siempre terminaba llorando. Estuvo muy triste y nos dijo que ya no podía seguir adelante", comentó su hermana.

Al final, la depresión llevó a Enrique a tomar la fatal decisión, casi dos meses después de la muerte de José. Incluso su fallecimiento se dio la misma noche en que la memoria de Capmany era recordada por el gremio artístico en la entrega de premios ACAM.

En paz

Los funerales de Enrique Ramírez fueron el miércoles, a las 2:30 p. m., en la iglesia de la Ánimas en San José. Su cuerpo descansa en el Cementerio General.



Patrocinador de nacion.com


© 2001. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com