San José, Costa Rica. Miércoles 24 de abril, 2002







Encuesta: ¿Interfiere la menstruación con su vida social y laboral?

Notas Sociedad:


En las pasarelas europeas

Leonora Jiménez es ahora una modelo cotizada en Europa


Debbie Ponchner
dponchner@nacion.com

Una estadía de cuatro meses en Europa le ha abierto las puertas profesionales a Leonora Jiménez.

Esta modelo costarricense, de 19 años de edad, ha regresado de España, donde en un corto periodo de tiempo hizo escalar su carrera.

Parte de la agencia SS & M, el talento de Leonora fue descubierto en la semana de la moda de nuestro país, en 1999.

Su agente, Helena Babecka, la contrató entonces, y desde los 16 años esta señorita no ha hecho más que trabajar.

"Lo tienen que contratar a uno joven, porque si a los 18 años no se tiene un buen portafolio de fotos, nunca va a tener éxito", explica Leonora.

Aunque su experiencia era buena, Leonora sabía que debía irse a Europa para triunfar. "Fue difícil", cuenta.

Cuando llegó a España asistió a cinco castings y en todos la rechazaron. "Son muy nacionalistas, para una latina es difícil conseguir un trabajo", dice.

Sin embargo, su impresionante estatura (1,80 metro), su piel blanca, ojos verdes y pelo rubio, además de su habilidad de transformarse ante la cámara, pudieron más que los nacionalismos.

El golpe de suerte llegó cuando la revista Joyce la contrató, de ahí en adelante solo hubo buenas noticias.

Ha hecho sesiones de fotos para Loeve y Chanel. Ha posado para la revista Mia, Elle y Telva. También caminó por la famosa pasarela Gaudí de Barcelona.

Regreso a casa

Mas ahora Leonora ha regresado a casa. Su agente le ha asegurado que puede conseguirle los contratos y ella solo debe viajar para cumplir con ellos.

Es algo que le cae muy bien a esta jovencita, pues ella también quiere completar sus estudios universitarios.

"La carrera de modelaje dura hasta los 22 años, con suerte. Pero el estudio queda con uno toda la vida".

Por eso, Leonora no quiere dejar abandonados sus estudios en Tecnología de Alimentos de la Universidad de Costa Rica.

"Cuando viajo, llevo una maleta de libros y otra con la ropa", confiesa.

"Es un asunto de superación personal. No puedo ser solo una cara bonita, tengo que ser algo más".




© 2002. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com