LN Suplementos
Info@merica banner switcher
San José, Costa Rica. Miércoles 13 de febrero, 2002







Notas Sociedad:


Reina en Desamparados

Shirley Álvarez es, desde el sábado, Miss Costa Rica Mundo 2002


Debbie Ponchner
dponchner@nacion.com

El sábado por la noche, Shirley Álvarez empezó un año que va a estar lleno de emociones, aprendizaje y mucho trabajo.

A las 9:30 p. m. la joven de 21 años, emocionada, había sido coronada como Miss Costa Rica Mundo 2001.

Para llegar allí, Shirley y nueve muchachas más debieron pasar dos meses de preparación. "Fue una sorpresa muy feliz, no esperaba ganar el Miss Mundo, la competencia estuvo muy pareja", cuenta Shirley.

Estudiante de administración de la Universidad Internacional de las Américas (UIA), Shirley está a solo un año de terminar su carrera. Sin embargo, las responsabilidades que le trae su nuevo título harán que se retrase un poco su graduación. "No pude matricular este cuatrimestre y tampoco podré hacerlo el próximo", explica.

La mayor de cuatro hermanos, Shirley vive en el hogar creado por Enrique Álvarez y Soleila Sandoval, en Desamparados.

Ahora, además de su banda y corona, Shirley –al igual que Merilyn Villalta, Miss Costa Rica 2002–, recibió un carro del año, ¢1.000.000 en efectivo, el vestuario, el maquillaje, tratamientos de cabello, un año de cursos de inglés, entre otros premios.

No es la primera vez que Shirley camina en los zapatos de una reina. En 1999 ganó el certamen Miss Hawaiian Tropic, y en el 2000 quedó de segunda dama en Tica Linda. "Pero este es el más grande", dice, refiriéndose al título que acaba de conquistar.

Detalles por pulir

Su meta está clara: "quiero representar a Costa Rica lo mejor posible", explica.

Por ello, Shirley piensa dedicarle todo el tiempo posible a su preparación. "Son muchos detalles los que hay que pulir", dice.

Tiene tiempo para ello, el certamen de Miss Mundo no será sino hasta noviembre de este año y podrá participar en muchos certámenes de belleza internacional antes de esa cita.

Por ahora su vida sigue relativamente normal. Shirley sigue siendo la misma muchacha a la que le encanta la playa, cocinar –sobre todo postres–, saborear un helado... leer y pasar tiempo con sus amigos.

Aunque no tiene novio, sí dice que tiene un amigo muy especial, Marlon Sciamarelli: "él ha sido mi compañero de toda la vida", dice.

Y, mientras Shirley se acostumbra a la idea de que ahora ella es Miss Costa Rica Mundo 2002, ya empieza a trabajar para lograr hacer el mejor papel posible como embajadora de la belleza en esta gran aventura que acaba de empezar.



Patrocinador de nacion.com


© 2002. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com