San José, Costa Rica. Martes 11 de marzo, 2003







Prácticas sexto, noveno, undécimo /
Temarios y prácticas de pruebas de sexto grado

Notas Cultura:

El elenco del Bolshoi se caracterizó por el dominio en los movimientos. (Foto: Garrett Britton/La Nación).


Crítica de danza: Talento, juventud y tradición



Marta Ávila

DON QUIJOTE
Gran Ballet del Teatro Bolshoi.
Coreografía: Marius Petipa.
Bailan: (Kitri), Marina Vydrina, (Basilio), Konstantiy Ivanov, (Don Quijote), Vassili Ialpaev, (Sancho Panza) Vladimir Chabaline, (Torero Espada), Dimitri Lebedev, (Gamache), Alexander Zerev, (Lorenzo), Igor Kouznetsov, y el cuerpo de baile.
Viernes 7 de marzo de 2003.
Teatro Nacional, 8 p. m.

El ballet Don Quijote se estrenó en el Teatro Bolshoi, el 14 de diciembre de 1869, con una estructura original de Marius Petipa que constaba de un prólogo y cuatro actos.

La música fue compuesta por Ludwing Minkus (ruso-austriaco de origen polaco) Este compositor también creó otras piezas para ballet de tradición clásica, la más conocida que llega a nuestros días es Paquita (1866)

Encontramos el tema de Don Quijote desarrollado por otros coreógrafos como Jean-Georges Noverre (1786, Viena) y Paolo Taglioni (1850, Berlín), antes de que Petipa hiciera en Moscú su ballet sobre ese personaje cervantino.

Cuando Petipa debutó con Don Quijote, se encontraba en una fase caracterizada por la narrativa (influenciado por el maestro Jules Perot, en el uso del pas d` actinon), y complementaba su estilo por el interés de exhibir el preciosismo de la técnica académica.

En esta etapa creativa, Petipa introduce pasos de carácter popular en algunos segmentos que recuerdan los bailes españoles. También mantiene el trabajo de dúo, las variaciones en cuartetos femeninos, y las partes grupales.

Vale recordar que el Pas de deux de Don Quijote sigue siendo una prueba de fuego para cualquier bailarín que quiera probarse en el repertorio clásico.

Especialmente, en las variaciones de los 32 giros (fouetté) que realiza la solista femenina y la serie de los saltos del varón.

La versión que presentó en esta oportunidad el Bolshoi tiene un prólogo con tres actos, y en su argumento el personaje de Cervantes no es el principal, sino que actúa como hilo conductor de las acciones.

En el prólogo, Don Quijote le comunica a su escudero Sancho Panza que desea aventurarse por el mundo. En estas andanzas, Don Quijote llega a una taberna en Barcelona, y a partir de ese momento se relaciona con las vicisitudes de Kitri y Basilio, la pareja protagonista.

En la publicidad se anunciaba a Elena Andrienko como la bailarina que asumiría el papel de Kitri, pero un accidente en su última función en Honduras le causó una lesión y no pudo actuar.

En su lugar apareció Marina Vydrina, quien repitió en la tercera escena del segundo acto en el papel de Dulcinea.

Esta joven bailarina sustituyó a la experimentada Andrienko sin ningún problema. Exhibió un dominio en las extensiones, giros y saltos y mostró seguridad en toda la ejecución del personaje.

Por su parte, Konstantiy Ivanov, como Basilio, estuvo brillante y bien acoplado a su pareja. Con virtuosismo ejecutó las variaciones de saltos y fue preciso en las caídas de los giros.

En la actualidad, Ivanov es uno de los mejores bailarines de ballet a escala mundial.

Otra figura con potencial escénico es Ksenia Tzareva. La vimos en el primer acto como solista, y de Dama de Dryads en la escena de los sueños de Don Quijote.

En relación con los decorados y aspectos escenográficos, se mantuvieron dentro de lo convencional, es decir, telones de fondo y alguna utilería básica teñida por una luz de intensidad plana.

Por otra parte, el diseño del vestuario llenó de mucho color el escenario.

Finalmente, también llaman la atención la energía, la limpieza y la gran entrega con el que asumieron las escenas grupales los jóvenes integrantes del elenco del Bolshoi.

Es estimulante poder disfrutar de una obra coreográfica en la que la tradición se mezcla con el talento de las nuevas generaciones para recordarnos que tendremos ballet de bastante calidad por mucho tiempo.




© 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com