San José, Costa Rica. Jueves 8 de mayo, 2003







Prácticas sexto, noveno, undécimo /
Temarios y prácticas de pruebas de sexto grado

Notas Sociedad:

"El clown es un observador del comportamiento humano", dice Sagot. (Foto: Kattia Vargas/La Nación).


Soy un clown

Jean Sagot es el productor –y protagonista– de la obra Oblongo y la nariz mágica


Debbie Ponchner
dponchner@nacion.com

Más allá de despertar la risa del público, la meta de Jean Sagot es representar la humanidad de todos y traducir la información negativa del entorno en positiva.

Jean es clown, no payaso. Los clown corresponden a una técnica particular de las artes escénicas. A diferencia del payaso, ellos no recurren al disfraz y al maquillaje para crear el personaje; el clown es más poético y menos torpe, pero igualmente divertido.

Ahora, Jean Sagot, junto a siete colegas más, traen la obra Oblongo y la nariz mágica. Es una obra clown actuada, dirigida y producida por clowns.

Jean es el productor y, además, interpreta a Saco. Emilio Merlo es el director, e interpreta a Mirco.

En el escenario, los acompañan Jesús García, en el papel de Joe Gabardina; Kike Vega, como Chucho, y Carol Allan es Cleo. También son parte del elenco Marcela Sánchez, en el papel de La Cachimuela, Leo Marlu, como Trampo, y Juan Gabriel Sequeira, como Chispa.

Vida y obra

"Oblongo es un pueblo donde no pasa nada, pero un día llega a ese lugar un circo que promete fortuna y fama", cuenta Sagot.

Todas las personas del pueblo quieren formar parte del elenco del circo.

La obra retrata la búsqueda de talento de todas esas personas y los falsos poderes de una nariz mágica.

"Es una obra muy divertida para chicos y no tan chicos", explica Sagot, quien hace más de una década encontró la pasión de las payasadas. Empezó estudiando el arte del payaso, pero hace un par de años encontró que lo suyo era ser clown.

"El clown es un híbrido entre el teatro y los payasos, pero la diferencia es que el clown no actúa, es", explica Sagot, para quien, más que una profesión, es un estilo de vida.

Sagot también se dedica a la pintura. Es parte del proyecto Arte para multitudes que ha creado murales en diversas partes de San José. Una de sus obras es el tríptico del nuevo edificio del Hospital Nacional de Niños.

Oblongo y la nariz mágica, una producción de Paraguas rojo, se presenta en el Teatro Eugene OíNeill del Centro Cultural Costarricense Norteamericano todos los domingos de mayo, y el 1° y 8 de junio. La entrada tiene un valor de ¢1.500 y la función es a las 11 a. m.




© 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com