San José, Costa Rica. Domingo 26 de octubre, 2003









El mago neoyorquino David Blaine estuvo 44 días dentro de una caja viviendo a base de agua sin consumir alimentos. Usted que opina: ¿mentira o verdad?

Creo que es cierto
Creo que es falso

Email:
Ver resultados


Notas Sociedad:

El veterano cantinero Rolando Quiñones le sirve un daiquirí a la nueva estatua de Ernest Hemingway en un bar-restaurante en La Habana. (Telefoto: EFE/La Nación).


Homenaje

Hemingway vuelve a la Floridita

Escultura en bar donde el escritor tomaba daiquirí


EFE.

La Habana. Una escultura a tamaño natural de Ernest Hemingway devuelve la imagen del escritor norteamericano al restaurante-bar Floridita, en La Habana, uno de los lugares preferidos del novelista, donde acostumbraba a degustar el daiquirí.

"Mi daiquirí en el Floridita", reza una frase atribuida al escritor, cuya imagen esculpida en bronce fundido por José Villa Soberón se encuentra recostada en el extremo izquierdo de la barra del bar, con un libro abierto y sus gafas sobre éste, como solía acomodarse allí.

A partir de ayer, la estatua en bronce fundido será un nuevo atractivo para los visitantes del restaurante-bar, que podrán fotografiarse junto a Hemingway, vestido informalmente y calzado con sandalias, y en su postura habitual, como lo recuerdan antiguos empleados del bar, en el centro histórico de La Habana.

Floridita famoso
Es uno de los sitios más frecuentados por los turistas

Villa Soberón dijo que la idea surgió de los trabajadores del Floridita, donde ya existía un busto del escritor norteamericano, premio Nobel de Literatura 1954.

La estatua, de 1,78 metros de altura y unos 300 kilos de peso, se suma a las de otras de personalidades conocidas como el músico británico John Lennon, la madre Teresa de Calcuta y el prócer de la independencia cubana José Martí, instaladas en distintos lugares de La Habana.

Villa Soberón, quien se declaró admirador de Hemingway, consultó muchas fotos suyas en el bar para moldear la figura con mayor fidelidad, pero en la mayoría de las imágenes aparecía sentado.

Gran trabajo

En el bar aún se conserva la banqueta que ocupaba, pero según el escultor resultaba muy complicado situar ahí la escultura debido al peso y entonces decidió que estaría de pie aunque ligeramente recostado a la barra.

Durante siete meses trabajó en la obra, apoyado en un equipo integrado por el escultor Rafael Gómez y los fundidores Luis Alvarez y Javier Trutie, y tomando como modelo al actor Carlos Padrón, quien es parecido al novelista.

El artista subrayó que finalmente pudo colocar la figura en en el lugar donde se colocaba el autor de El viejo y el mar.

En su novela póstuma Islas en el Golfo, Hemingway hizo esta referencia al daiquirí: "La bebida no podía ser mejor, ni siquiera parecida, en ninguna otra parte del mundo... Hudson bebía otro daiquirí helado, y al levantarlo, pesado y con la copa bordeada de escarcha, miró la parte clara debajo de la cima frappé y le recordó el mar".




© 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com