San José, Costa Rica. Martes 2 de septiembre, 2003







Encuesta: ¿la satisface su hombre en la cama?

Notas Sociedad:

En su estudio de trabajo, en Escazú, Andrés Morales atesora todos sus planos. (Foto: Garrett Britton/La Nación).


Gente

Planos que muestran talento

Andrés Morales es un arquitecto internacional


Marcela Cantero
mcantero@nacion.com

Andrés Morales Aguiar no está uno, ni dos pasos adelante en el diseño de casas, plazas y otros ambientes, a este joven arquitecto le gusta dar grandes saltos cuando tiene en sus manos un nuevo proyecto.

Debido a sus ideas contemporáneas fue elegido para llevar a cabo el diseño de la Plaza Garibaldi en el pueblo de Tortoreto a orillas del Mar Adriático, en Italia.

Con ojo curioso
Andrés suele viajar con frecuencia para aprender sobre arquitectura en otros países.

Con ese proyecto Morales, de tan solo 28 años, obtiene una nueva oportunidad de mostrar su talento en el extranjero ya que ha participado en otros proyectos en Italia y Estados Unidos.

Mientras enseña maquetas y planos cuenta que desde hace unos cinco años tiene una oficina en Roma, con otros colegas. "He trabajado en varios proyectos habitacionales y también estuve involucrado en el diseño del actual aeropuerto de Florencia", comenta . "También gané un concurso en Italia para diseñar las torres de vigilancia costera que colocarán para monitorear el ingreso de buques por sus aguas", explica.

Arquitecto de hogar

El diseño de casas de playa y otras residencias en la capital consumen la mayoría de sus proyectos. "Me gusta mucho diseñar casas y no puedo empezar hasta que voy al terreno (...) paso todo el día trabajando, cuando tengo una idea para una casa no puedo dormir hasta que la paso al papel", explica el joven quien desahoga su estrés jugando tenis y viajando a la playa.

Lle interesa mostrar que en la arquitectura se puede jugar con elementos de la naturaleza, de hecho, califica su trabajo como un diseño orgánico. "Soy un apasionado de la arquitectura tropical. En Costa Rica existen muchas fuentes de inspiración en la naturaleza y no tenemos por qué copiar modelos extranjeros que no se adaptan las condiciones de nuestro país", cuenta al tiempo que muestra varios planos donde privilegia la luz, las formas onduladas y hace un buen uso de los aleros para embellecer las fachadas de las viviendas.

Aunque puede mudar su oficina a Italia, él quiere seguir en Costa Rica porque porque cree que falta ponerle más atención al diseño de nuestras ciudades y pensar en un San José con una personalidad moderna.




© 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com