San José, Costa Rica. Jueves 4 de septiembre, 2003







Encuesta: ¿la satisface su hombre en la cama?

Notas Cultura:


Día histórico: Rubén Hernández Poveda



Marta Castegnaro

1899 - 1973. Periodista costarricense, uno de los más activos y prolíficos que ha tenido nuestro país. Realizó una brillantísima labor por medio de la columna de información parlamentaria Desde la Barra publicada en La Prensa Libre, con cuyas crónicas sobre los debates suscitados en 1949, cuando se discutió la Constitución Política que hoy nos rige, editó un libro que ha sido declarado obra de consulta obligatoria en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica y en otras instituciones de enseñanza superior. Por más de veinte años fue funcionario de la Asamblea Legislativa, donde realizó la proeza de tomar las actas de las sesiones "a mano" –ya que en esa época no se disponía de grabadoras ni de ninguna otra facilidad tecnológica–, sin que ningún diputado se quejase nunca de inexactitud en la reproducción de sus palabras y conceptos.

En 1934, pocos días después de la muerte de Augusto César Sandino, publicó don Rubén el primer libro sobre este luchador nicaragüense, en el que expuso la realidad de su lucha y la verdad de su pensamiento e ideología.

Miembro fundador y presidente del Colegio de Periodistas y de la Asociación de Periodistas, en forma ad honorem se desempeñó como profesor de Artes Gráficas en el Colegio de los Padres Salesianos de Cartago. A su iniciativa y empeño se debió la creación del Liceo de San José, cuya Junta Administrativa presidió durante siete años. Presidió el Deportivo Barrio México y la Filial del Club Sport Cartaginés en San José, y colaboró con muchas asociaciones de carácter benéfico.

Nació en Cartago. Desde niño puso de manifiesto su interés y aptitud para las actividades intelectuales y ya a los 17 años era maestro en la escuela de Capellades. Poco después fundó su primer periódico, El Fénix, que publicaba semanalmente y que fue seguido por El Renacimiento, Irazú y el bisemanal El Debate; en este último contó con la colaboración de las más distinguidas plumas de entonces para la redacción de artículos de fondo, agudas entrevistas a personalidades importantes, e interesantes reportajes. En 1930 don Otilio Ulate lo llevó a trabajar en el Diario de Costa Rica y en La Hora, donde editó la revista Orthos y dirigió Dominical revista ilustrada, la primera en su género que se publicó en Costa Rica. Pasó a La Prensa Libre; los artículos de fondo que diariamente escribió, las polémicas en que participó y las campañas periodísticas que efectuó –siempre en favor de causas nobles– otorgaron al vespertino gran jerarquía y autoridad en el acontecer nacional. Falleció en San José. Se honra llevando su nombre la Biblioteca del Liceo de San José.




© 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com