Candidatas a Miss Fitness Model 2005


Regreso de El Parque


Concierto de despedida de La Ley


Calendario 2005


Otras galerías



Lunes 26 de septiembre, 2005

Notas Espectáculos:

Foto Principal: 1076637

Virtuosos: Montero y Juanjo, dos incustionables de la guitarra.Jose Díaz

Crítica de música: Juventud y leyenda

» Montero y Juanjo: Dos extremos en el círculo del arte guitarrístico.

Alberto Zúñiga

Llama la atención, en esta nueva edición del festival, la gran cantidad de participantes costarricenses y su apreciable calidad interpretativa.

Más y mejores alumnos en las escuelas de música, la formación de academias exclusivamente dedicadas a la guitarra y el retorno al país de algunos talentos para engrosar las filas de la docencia son algunos detonantes de esta explosión artística que vive el país en la guitarra. El festival llega, de esta manera, a su primera generación de guitarristas ticos en cartel.

Manuel, desde sus quince años, ha destacado en la guitarra para llegar a ser el primer guitarrista costarricense en asistir a un concurso internacional realizado en Europa, específicamente el Michelle Pittaluga 2004 en honor a Paganini (Alessandria, Italia). Su graduación fue extendida con distinciones y actualmente, siendo tan joven, es profesor en la Escuela Superior de Guitarra.

Manuel posee una personalidad intensa, segura y desbordante sobre el escenario. El complemento de una excelente técnica siempre será el dominio escénico y la capacidad de disfrutar lo que se hace y en este sentido Manuel Montero va muy bien encaminado.

Su ejecución del Preludio de Heitor Villa-Lobos fue nítida y precisa evidenciando un notable control en la digitación. Estos atributos se vieron doblemente reforzados en su segunda pieza y última de la noche, Taranta-Bulería, composición propia que lo coloca en los terrenos de la experimentación y la propuesta con avanzada facultad.

Cabe destacar su atinada observación sobre el maestro luthier Juan Carlos Soto y Antonio Varela, exintegrante del dúo Manú, quienes han creado sus guitarras de concierto. Un detalle de oro que realza el trabajo de los nacionales en el campo de la construcción de instrumentos.

La segunda parte del concierto estaba reservada a uno de los colosos de la guitarra popular y de quien en cierta oportunidad escribí catalogándolo como todo un festival, el solito. Juanjo Domínguez regresó al festival con su trío y el público no se hizo de rogar. La sala a reventar ovacionó una y otra vez las acometidas exuberantes de su estilo personal magnificadas con la presencia de Rubén Osvaldo Díaz en la segunda guitarra y Raúl Antonio, hermano de Juanjo, en el guitarrón.

Un volumen ampuloso, más bien exagerado, nos tomó de sorpresa aunque ya hacia el final nuestros oídos, casi resignados, nos permitieron disfrutar mejor la esencia de tan tremenda guitarreada. Juanjo siempre sorprende por su técnica de altos contrastes, donde a la velocidad le contrasta la suavidad de sus giros. Hombre de gran magnetismo escénico logra cautivar por la pasión de su entrega y chispeante ejecución.

Tangos alegres, valsecitos criollos y festivas milongas se desgranaron en voluptuosidades armónicas ligeramente interrumpidas por Juanjo cuando nos recordó lo mejor de su espectáculo: el solito ¡Un bárbaro! .

Concierto

XII FESTIVAL INTERNACIONAL DE GUITARRA

LUGAR: Teatro Nacional

PARTICIPANTES: Manuel Montero (Costa Rica), Juanjo Domínguez Trío (Argentina).

FECHA: 23 de setiembre 2005

HORA: 8:00 PM.



© 2005. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido,
transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito del Grupo Nación GN S.A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com