Costa Rica, Lunes 7 de enero de 2008

/VIVA

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Escándalo:

Britney Spears Una estrella caída

  Cuando pensamos que Britney había superado el año más terrible de su carrera –luego de pasar por problemas legales, divorcio, la pérdida de la custodia de sus hijos, alcoholismo, drogas y programas de rehabilitación– la estrella del pop da indicios de que el 2008 será igual o peor

Britney Spears Una estrella caída

Marcela Quirós | mquiros@nacion.com

La cantante Britney Spears fue en el recién finalizado 2007 una de las artistas que posiblemente más presencia tuvo en los medios de comunicación del mundo entero. No fue, sin embargo, su reciente y esperado lanzamiento discográfico, Blackout , el que la mantuvo en los titulares; tristemente fue su caótica vida personal.

Si de superarse se trata, la Princesa del pop lo logra, pero en lo relativo a su disfuncional estilo de vida. Ingresos y salidas de programas de rehabilitación de alcoholismo y drogadicción, detenciones policiales, comportamientos escandalosos en lugares públicos, su divorcio, la pérdida de la custodia de sus hijos y un evidente deterioro físico son las situaciones que vivió quien fuera una de las estrellas estadounidense más populares y quien fue considerada por la revista Forbes como la duodécima mujer más rica del mundo del espectáculo en Estados Unidos.

Sin duda, el 2007 fue un año que la intérprete de Toxic querrá olvidar, pero a juzgar por los hechos de estos primeros días de enero, las cosas para Britney podrían ser igual o peor en el año que recién comienza.

Muchos al escuchar de la situación hablan de suicidio, y su madre, evidentemente preocupada, pide a sus fanáticos: “Recen, por favor”.

Mal inicio. Los hechos que volvieron a hacer que la cantante fuera perseguida por los paparazzi sucedieron esta semana cuando la artista, aparentemente descontrolada por el consumo de alguna droga, se negó a devolver a sus hijos a su padre (Kevin Federline) quien tiene la custodia de los menores.

Spears, de 26 años, perdió la tutela de Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno, en octubre del 2007, pero había recibido permiso para realizar visitas controladas por la corte tres veces por semana.

El triste episodio de esta semana, según la agencia de noticia EFE, comenzó el jueves por la noche en la residencia de la cantante en Los Ángeles cuando la policía recibió una llamada de la funcionaria que vigila el régimen de custodia que mantienen Spears y su exmarido.

“La funcionaria llamó porque después de colocar a Preston en el coche, Britney se encerró en el cuarto de baño con Jayden y se negaba a entregarlo”, dijo una fuente a la agencia de noticias.

“Mientras la policía estaba en la residencia, observaron que Spears estaba bajo la influencia de una sustancia desconocida por lo que decidieron que lo mejor, ‘por su propio bien’, era que fuera tratada en un centro médico”, agregó la edición digital de la revista People .

La escena fue caótica. Paramédicos, bomberos, paparazzi y a la policía, reunidos frente a la casa de la artista. Luego de cuatro horas de espera se vio a Britney siendo trasladada por paramédicos al hospital Cedars-Sinai, serena por momentos, desesperada en otros.

Al día siguiente, y como era de esperarse, el comisionado de la corte de Los Ángeles que maneja la disputa entre Spears y Federline suspendió los derechos de visita de Britney en una audiencia de emergencia.

La cantante fue dada de alta del hospital el sábado. Un portavoz del centro médico –publicó la agencia DPA–, declinó dar información sobre la situación de la cantante o sobre el tratamiento recibido. Sí se supo que la artista había recibido la visita del terapeuta de la televisión estadounidense Phil McGraw, quien conversó con ella durante aproximadamente una hora.

“Tiene una necesidad urgente de un tratamiento con medicinas y psicológico”, dijo el experto a los medios tras su encuentro con Spears.

Escándalo. La caída en picada en la carrera de Britney comenzó hace un año cuando decidió extrañamente rapar su hermosa cabellera larga; sin embargo, desde hace varios años la jovencita había venido protagonizando algunos hechos considerados escándalos por la prensa. Por ejemplo, en 2003, en la entrega de los premios MTV cantó junto a Christina Aguilera y Madonna la canción de esta última, Like a Virgin con beso en la boca que pocos olvidaron.

Al año siguiente, en enero de 2004, la cantante tuvo otro comportamiento que repercutió en su imagen pública: se casó en Las Vegas con su amigo de la infancia Jason Allen Alexander y su matrimonio fue anulado tan solo un día después.

En setiembre del mismo año, se casó con Federline, un bailarín cuya compañera sentimental, la actriz Shar Jackson, estaba embarazada por entonces.

El 2007 no solo descuidó su figura y su apariencia, sino que –luego del divorcio– se unió al trío Paris Hilton, Nicole Ritchie y Lindsay Lohan en una fiesta prolongada con consumo de alcohol, vómito, caídas y fotografías sin ropa interior incluidas.

Sin duda la familia Spears está pasando por un mal momento. A la situación de Britney se une la noticia de que su hermanita, Jamie Lynn Spears, de apenas 16 años, y protagonista de la serie Zoey 101 , del canal infantil Nickelodeon, está embarazada.

¿Y qué pasó con Blackout , el reciente disco de Britney? Bueno, sus problemas personales han puesto el disco en un segundo plano. El material, que tuvo muy buenos comentarios por parte de la crítica, ocupa esta semana la posición 34 de la revista Billboard ( www.billboard.com ).

 2007, un año desastroso

ENERO

Britney comenzó el 2007 desmayándose durante una actuación en la inauguración de un exclusivo local en Las Vegas, para el que había cobrado $2 millones. Luego fue vista ebria en compañía de su novio de entonces, el modelo Isaac Cohen, con quien duró apenas un mes.

Ese mismo mes Spears y su esposo, Kevin Federline, llegaron a un acuerdo sobre la custodia de sus hijos.

Fue grabada sin saberlo por las cámaras de un bar de Nueva York, en el que quiso imitar a las bailarinas del lugar, les pidió prestada su vestimenta y aparentemente terminó teniendo sexo con dos de ellas.

FEBRERO

Realizó una de sus peores locuras: se rapó completamente. Luego entró y abandonó varios programas de rehabilitación. Finalmente se internó en la clínica Promises, en Malibú.

MARZO

Terminó su cura de desintoxicación. Ese mismo mes se enteró que estaba al borde de la ruina ya que, según los medios, había derrochado casi $22 millones en dos años, cuando su fortuna era de poco más de $31 millones.

ABRIL

Llegó a un acuerdo de divorcio con Kevin Federline, menos de tres años después de haberse casado.

JULIO

Tuvo un incidente con un paparazzi que fue difundido a los medios. La artista fue filmada gritándole desde su auto al fotógrafo que intentaba captarla: “¿Has probado Weight Watchers gordo basura? ¿Por qué no corres? Necesitas salir a trotar, maricón. Corre, corre, ¡perra!”.

AGOSTO

Su divorcio fue aprobado por un tribunal de Los Ángeles.

Armó otro escándalo a la salida de un spa , luego de que dos camarógrafos la captaron a la salida. Ella les lanzó un chupón y los amenazó.

Ese mes fue filmada chocando un auto mientras se estacionaba en Studio City. La cantante revisó únicamente si su vehículo sufrió daños y se fue de compras como si nada.

Se negó a hacer un dúo para su nuevo disco con su exnovio, Justin Timberlake, lo que dejó atónitos a los productores de la disquera Jive Records, quienes programaron el dúo como una estrategia de relanzamiento para la artista.

SETIEMBRE

Su nuevo sencillo, Gimme More , fue presentado en el sitio de Internet de la radiodifusora neoyorquina Z100.

Britney realizó su esperado regreso en los MTV Video Music Awards del 2007, pero su presentación fue un desastre. Además de estar pasada de peso, la artista se veía nerviosa y sin energía.

La empresa de representación de Britney Spears, The Firm, decidió dar por terminado el contrato que tenía con la artista debido a que el comportamiento de la cantante les impedía realizar su trabajo con propiedad.

Ese mes Spears fue acusada formalmente de conducir sin licencia y fugarse del lugar del accidente que había protagonizado en agosto anterior.

OCTUBRE

Perdió la custodia de sus dos hijos quienes quedaron bajo la tutela de su padre. Además, debió someterse a continuos exámenes para detectar el consumo de drogas.

Salió al mercado Blackout , su primera producción en cuatro años. El trabajo tuvo buenos comentarios por parte de la crítica.

NOVIEMBRE

Fue obligada por el Tribunal Superior de Los Ángeles a abonar los gastos de abogados de su exmarido Kevin Federline en su lucha por la custodia de los hijos. La suma fue de $120.000

Un juez le prohibió conducir con sus hijos Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno, a bordo de su automóvil después de que la artista no respetara un semáforo en rojo con ellos a bordo.

DICIEMBRE

Se robó un “palopiso” en una gasolinera al norte de Hollywood y posteriormente, ante las cámaras, presumió del robo. Las imágenes fueron difundidas por Internet.

No asistió a una citación relacionada con la custodia de sus hijos, aparentemente por los ataques de pánico que estaba padeciendo.

La revista US Magazine cerró el año escogiendo a Britney Spears como la “estrella” con una de las mayores caídas del año.

FOTOS

Nacion.com

Nacion.com

Nacion.com

Nacion.com

Nacion.com

Nacion.com

SonyBMG para La Nación.

  • Nacion.com
  • Nacion.com
  • Nacion.com
  • Nacion.com
  • Nacion.com
  • Nacion.com

VIDEOS

Vea un extracto del video Gimme More, primer sencillo del disco Blackout.

AUDIOS

Escuche la canción Piece of me, el segundo sencillo del disco.

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2007. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 247-4747. Servicio al cliente: (506) 247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 247-5022. CONTÁCTENOS