Costa Rica, Lunes 7 de enero de 2008

/VIVA

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Alicia Keysrenueva

  Aunque le ha llovido el éxito, esta cantante, compositora y pianista de 26 años no está satisfecha y busca encontrarse consigo misma

Gary Graff

Hollywood Watch/The New York Times Syndicate

Más de seis años después de su debut, que le valió un premio Grammy, Alicia Keys no se hace ilusiones de lo que tiene que hacer aquí.

“Cuando lo pienso, veo que estoy en el negocio de complacer a la gente”, dice la cantante, compositora y pianista de 26 años de edad. “Les complazco los oídos. La complazco para que escuche lo que está sucediendo y decir lo que siente en el corazón, para que se permita alguna sensación de alivio, pues eso es lo que la música me hace sentir.

“Las cosas buenas me dan una sensación de alivio, la idea de que alguien me está escuchando”, comenta la cantante.

“Ese es mi trabajo”, agrega. “Y lo hago de todo corazón, pues me encanta”.

Pocas personas dirían que Keys no lo hace bien.

Desde que Songs in A Minor (2001) se llevó cinco premios Grammy, entre ellos el de Mejor Artista Nuevo y el de Canción del Año por Fallin' , Keys ha vendido más de 12 millones de discos.

Además, ha obtenido otros cuatro premios Grammy, uno de ellos por su exitosa colaboración con Usher en My Boo, en el año 2004 .

También se ha dedicado a la actuación y ha aparecido en Smokin' Aces en el 2006 y The Nanny Diaries el año anterior.

Su nuevo disco As I Am mantiene esa racha. Debutó en el primer lugar de la tabla de las 200 de Billboard , se vendieron 742.000 ejemplares y estableció un nuevo récord de ventas en la primera semana de una cantante de R&B.

El primer sencillo del disco No One logró una prolongada estancia en las mejores 100 de Billboard y en las mejores canciones de R&B y hip-hop .

Y su sucesor, Like You'll Never See Me Again , está siguiendo una trayectoria similar, escalando apresuradamente posiciones.

No basta. Su éxito no significa necesariamente que Keys esté completamente satisfecha.

Aunque complacida y sintiéndose “increíblemente dichosa” por sus logros, ella se encontró en una situación extraña después de una larga gira en apoyo de su segundo disco, The Diary of Alicia Keys en el año 2003.

Ella estaba cansada, primero que nada, y desgastada por la trayectoria en que se encontraba, en la que siempre estaba a disposición de los demás.

“De alguna forma me acostumbré a hacer cosas a solicitud de la gente. Y pensaba: Muy bien, ¿me necesitan allá? Allí estaré. ¿Necesito hacer esto? Lo hago”,' explica Keys, cuyo nombre verdadero es Alicia Augello-Cook.

Ella nació en Nueva York y fue criada por su madre en el barrio Hell's Kitchen de Manhattan . Para cuando tenía siete años ya estaba tomando clases de piano.

“Después de un tiempo, se me hizo un poco confuso”, dice.

“Aunque yo lo hacía con la mejor intención, y me gustaba cada minuto en que lo hacía y no quería dejarlo, creo que me perdí a mí misma, perdí el tiempo de detenerme a preguntarme qué estaba sintiendo, qué me estaba pasando en todo eso, qué necesitaba en esos momentos.

“Esa situación, me parece, duró demasiado”, continúa, “y para cuando me di cuenta, ya era demasiado tarde”, comenta.

Aterrizaje. Sin embargo, Keys tuvo que poner los pies en la tierra a mediados de 2006, cuando debió atender a un pariente –cuya identidad no quiso revelar–, que tenía una enfermedad que, al final, resultó mortal.

La experiencia la obligó a detener ese constante trajinar de su carrera como artista, dejar la música que estaba escribiendo y grabando en ese tiempo y concentrarse completamente en algo que ella sentía que era más profundo.

“No importaba nada más”, señala. “Ningún maldito disco, ninguna maldita entrevista ni premio. Haber tenido el éxito que tenía y de plano detenerme fue muy poderoso, pero ha sido una de las mejores cosas que me han ocurrido”, dice. Aquella experiencia la hizo ver a su alrededor y pensar: “¡Vaya, vaya, vaya! ¿Qué es lo importante en el gran esquema de cosas? ¿Qué es lo realmente importante?”.

“Me obligó a ver lo que yo era y la persona en la que me estaba convirtiendo. ¿Quería tanto a esa persona y quería sacrificar mi propia espíritu por ella?”, continúa Keys.

“Yo estaba pasando por una etapa en la que me estaba derrumbando, y todos los que me rodeaban podían ver..., que algo andaba terriblemente mal”.

Por sugerencia de un amigo, la cantante y compositora decidió hacer un viaje, “totalmente sola, por primera vez en mi vida” a Egipto y a Toscana, Italia.

Se deshizo de su Blackberry (agenda electrónica) y navegó por el Nilo, cantó sobre las pirámides y nadó en el mar Rojo.

“Creo que ese fue mi peregrinaje personal para encontrarme a mí misma”, dice, “y en verdad me encontré a mí misma por allá.

Simplemente entendí lo que quería para mí y regresé renovada. Tenía más vigor y más confianza”.

A su regreso, dice Keys, “me sentía rebelde, me sentía fuerte, me sentía autoidentificada, me sentía liberada, me sentía honesta... Y sentía que no iba a dejar que nadie más que yo, me guiara hacia donde ya sabía que quería estar.

Y fue entonces cuando empecé a hacer la música”.

Keys no desperdició el tiempo para seguir a su nueva musa.

As I Am empezó con The Thing about Love , uno de los varios himnos del disco que dice: “ Vida, te voy a aprovechar/ Te voy a sorprender por completo / Así que no te rindas “, que Keys, antes tan decididamente contenida, escribió junto con la exitosa Linda Perry, quien ha trabajado también con cantantes como Christina Aguilera y Pink.

“A propósito me puse en posiciones vulnerables e incómodas”, dice Keys.

“No me gusta trabajar con muchas personas. Soy muy personal. Cuando estoy escribiendo acerca de mis sentimientos y todo eso, estoy en una posición vulnerable y no sé cómo van a ser las cosas cuando trabaje con otras personas”.

“Así que poder clavarme en eso con una persona tan talentosa como Linda Perry fue definitivamente asombroso”, continúa. “Fue entonces cuando supe que era divino”.

Una vez abiertas las compuertas de la colaboración, Keys recibió a más personas en su refugio, desde Kerry Brothers, su novio de siempre, hasta John Mayer, que trabajó en la canción Lesson Learned, y Marsha Ambrosius, de Floetry, que ayudó a ponerle letra a Go Ahead .

Empeñada en refinar su mezcla de R&B, jazz , blues y hip-hop , Keys también empezó a exigir más de su voz, ampliando los límites de su estilo tanto pulido como crudo.

“Mucha gente me ha dicho que sueno diferente”, reconoce.

“Creo que sueno diferente porque soy diferente. Después de muchas búsquedas, he logrado este sentimiento de autoliberación y sencillamente me siento libre para ser la persona que debo ser.

“Honestamente, esa era una mis principales metas”, concluye Keys.

“Yo quería llegar al estudio sin ideas preconcebidas y que las cosas sucedieran de la forma en que deben suceder. Creo que esa estrategia me permitió crear la que por mucho es la mejor música que he hecho.Hasta ahora, por lo menos”, finaliza la cantante.

FOTOS

Nacion.com

Con la idea de refinar su mezcla de R&B, jazz , blues y hip-hop , Alicia Keys empezó a exigir más de su voz, ampliando los límites de su estilo. Su voz, afirma, suena diferente porque ella es una persona diferente. Sony Records para LN

Nacion.com

Alicia Keys asegura que escribir una canción junto a la talentosa Linda Perry, fue una experiencia “divina”. Sony Records para LN

  • Nacion.com
  • Nacion.com
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2007. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 247-4747. Servicio al cliente: (506) 247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 247-5022. CONTÁCTENOS