Recursos vitales

La palabra recurso significa "algo que está listo para usarse". Los recursos naturales son creaciones de la naturaleza que el ser humano utiliza y disfruta para su desarrollo. Los recursos naturales son elementos producidos por la naturaleza, que utilizamos según la zona en que vivamos y que, de muchas maneras, suplen nuestra existencia. Son la base vital de la sociedad y el ser humano los transforma y utiliza diariamente. Las plantas, los animales, el agua, el suelo y el aire son los recursos naturales fundamentales que tenemos, pues fueron los primeros que el hombre primitivo conoció y usó. Se les considera recursos primarios pues dependemos de ellos para sobrevivir.

1

Clasificación de los recursos naturales

Renovables: Bosques, suelos, el agua y la atmósfera, si se manejan adecuadamente y las utilizamos con moderación, estarán disponibles para nosotros por mucho tiempo.

La madera y el cuero son productos que provienen de dos recursos naturales renovables: las plantas y los animales, los cuales tienen la capacidad de reproducirse, por lo que se renuevan en sus propios ciclos naturales. Los recursos renovables tienen la característica de ser irremplazables, es decir, si desaparecieran, nada podría sustituirlos ni cumplir su función específica.

Se dice que algunos recursos renovables, como el agua, la energía solar o el aire se pueden considerar inagotables, pero, ¡ojo!, esto depende del uso que les demos.

No irrenovables o agotables: El petróleo, los minerales, los gases naturales y el carbón mineral se consideran recursos irrenovables o agotables. El petróleo y sus derivados (la gasolina, por ejemplo) se acumularon a través de millones de años, pues su proceso de formación es muy lento.

  • De ahí que sea necesario usarlos apropiadamente. Algunos minerales, como el aluminio, pueden ser reciclados y es posible que cuando ciertos recursos -como el petróleo- se hayan agotado, los científicos los sustituyan por otro combustible que cubra las necesidades que este recurso cumple. Pero esto tomará tiempo, de manera que procuremos evitar consumir estos recursos innecesariamente.

    2

    Aquí hay recursos

    En el aire: El oxígeno que respirás, gases naturales como el metano (que se usa como combustible para cocinar). La energía del viento (conocida como eólica) es un recurso muy valioso que te permite producir energía utilizando la fuerza del viento.

    En el suelo: El suelo es un sistema donde habitan bacterias y microorganismos (hongos, algas). Nos provee substrato (es decir, donde vivimos y crecemos), arena, piedra y humus; una capa de materia orgánica (producto de la descomposición de plantas y animales) que nutre a las plantas. Además, brinda las sustancias básicas (minerales) para el funcionamiento de plantas, animales y seres humanos. Para conservar el suelo, es importante que evitemos las quemas e incendios y la erosión.

    En el subsuelo: Hay aguas subterráneas, metales (como el hierro, aluminio oro y plata) y otros compuestos (como el petróleo, el carbón mineral, la sal, el yeso, el granito...).

    En el agua: El agua es muy importante para la vida pues la mayor parte de nuestro cuerpo está constituido por agua. Es indispensable para el funcionamiento de todos los seres vivos. Los mares, ríos, lagos, humedales y pantanos son hogar de muchos animales (peces, delfines, ballenas y más) y plantas. Además, el agua se encuentra en todas partes en sus diferentes estados (sólida como hielo, líquida como agua, y gaseosa como vapor de agua). Los mares cubren casi tres cuartas partes de la superficie de nuestro planeta.

    En la vegetación y la fauna: Las plantas y animales son fuentes de alimento, abrigo y medicina. Las plantas nos proveen de oxígeno, restauran y conservan el suelo, y son los únicos seres vivos que producen alimento. Algunos animales nos dan compañía, alimento o nos sirven como medio de transporte. Las plantas y animales forman parte de la biodiversidad, es decir, de la variedad de todos los organismos vivientes y de sus ambientes. Plantas y animales dependen unos de otros y a su vez requieren de la existencia de otros recursos naturales para su supervivencia.

    3

    ¿Qué uso damos a los recursos naturales?

    Agua para beber, oxígeno para respirar y suelo en donde vivir no son los únicos recursos de los que disfrutamos.

    Utilizamos muchos otros recursos naturales en nuestras actividades diarias, pues de ellos obtenemos alimentos, fibras y materia prima para nuestra vestimenta (algodón, seda y pieles), medios de transporte (animales de carga y los metales para construir carros), combustible (gasolina, alcohol), papel, productos químicos, medicinas, materiales para construcción (como piedra y arena), además del agua, el oxígeno y el suelo.

    4

    Importancia de los recursos naturales

    ¿Sabés?: dependemos de los recursos naturales para satisfacer nuestras necesidades vitales. Imaginate: ¿qué nos pasaría si se agotaran el oxígeno, el agua o los alimentos?

    ¿Ves? Por eso es tan importante conservarlos: porque, si ellos se agotasen, nosotros, los seres humanos, también desapareceríamos.

    5

    Así estamos

    - Entre las principales causas del aumento de la contaminación del aire en la Gran Área Metropolitana está la importación de vehículos usados cuyos motores vienen en malas condiciones.

    - La descarga (sin el adecuado tratamiento) de aguas jabonosas, químicos, grasas, aceites, materia fecal y otros contaminantes en nuestros ríos, es "lavada" hacia las cuencas del país. El problema más grave que enfrenta Costa Rica es el que afecta a la cuenca del Río Grande de Tárcoles. Para 1998 se estimó que los líquidos domésticos representaron el 40% de la contaminación total de la cuenca, seguidos por los desechos líquidos industriales con un 23%, los desechos animales con un 16%, y, finalmente, los desechos sólidos con un 14%.

    - Según el quinto informe del Estado de la Nación, Costa Rica es el país que utiliza más empaques desechables por persona en Latinoamérica, y se cree que los plásticos alcanzaron el 20,5% de los desechos (de la basura) total para 1998.

    - En el país existen 141 áreas protegidas (entre parques nacionales, refugios de vida silvestre, zonas protectoras, reservas biológicas, entre otras) suman un total de 1.236.000 hectáreas.

    - Durante 1998 se talaron aproximadamente 54.700 árboles en terrenos de dominio privado dentro de las diferentes áreas de conservación, lo que equivale a unas 12.279 hectáreas.

    - Costa Rica se ha considerado una de las regiones más diversas, y se estima que aquí se encuentra el 4% del total de especies de seres vivos, a pesar de contar con el 0,01% de la extensión global.

    6

    Preservar los recursos naturales

    La contaminación de los ríos no nos permite utilizar su caudal, y el uso de ciertos aerosoles (llamados clorofluorocarbonos, CFC) destruyen la capa de ozono de la atmósfera. La capa de ozono es la que te protege de los rayos ultravioleta del Sol.

    Otro tipo de contaminación es la sónica, mejor conocida como "ruido". El ruido hace que el ambiente sea desagradable para vivir, y poco a poco destruye las células sensoriales que tenemos dentro del oído.

    Si no nos preocupamos por cuidar los árboles, ¿quién elaborará más oxígeno?, ¿cómo se purificará el aire que respiramos? Al talar sin medida los bosques, surgen graves problemas, como la erosión (lavamiento de suelo por las lluvias), inundaciones y contaminación del ambiente. Además, cada día, más especies animales se quedan sin sus hábitat naturales y aumenta el peligro de que muchas de ellas desaparezcan del planeta.

    Otro serio problema es la basura pues contamina los recursos del suelo, agua y aire, y -como ya sabés- no podemos vivir sin agua, aire ni suelo. Por eso debemos aprovecharlos bien, conservar los ríos y nacientes limpios y no desperdiciar el agua sin necesidad.

    Nuestra supervivencia como especie depende de la racional utilización de los recursos naturales.

    Esto implica el uso sostenible (planificado, pensado, adecuado) de los recursos, para que las futuras generaciones también puedan disfrutarlos. Para ello debemos conservar el equilibrio que posee naturaleza.

    La función de los parques nacionales, reservas forestales, reservas biológicas y refugios silvestres es contribuir a preservar algunos de estos recursos naturales.

    Debés ayudar a proteger las especies de flora y fauna; darles tiempo de reproducirse y proteger su hábitat (lugares donde habitan), y así evitar su extinción.

    Tené en mente que los recursos naturales se pueden extinguir y que su permanencia depende del uso planeado, adecuado, necesario y cuidadoso que les demos.


    © 2000. LA NACION S.A. El contenido de La Nación Digital no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.co.cr