División Político Administrativa de Costa Rica

Silvia Meléndez

Provincias, cantones y distritos nos ayudan a administrar mejor los recursos

Identidad propia. Cada provincia tiene diferente extensión, costumbres y tradiciones, pero todas se rigen por características comunes como el idioma, la moneda y el sistema político democrático. (Foto: Archivo/La Nación).

Dividir el territorio nacional en áreas menores nos permite administrar mejor los recursos y el espacio geográfico.

Reseña histórica

Con algunos cambios en sus límites, geográficamente nuestro país existe desde principios de la época colonial. Se dividió en áreas menores para poder administrarlo. En ellas, se ha dado una evolución hasta llegar a unidades cada vez más pequeñas en la medida en que se conoce mejor el territorio y aumenta la población.

En la ley N°63, de noviembre de 1825, Costa Rica se divide en dos grandes departamentos: el Oriental y el Occidental.

El Departamento Oriental estaba constituido por los distritos de Cartago, San José, Ujarrás y Térraba, con dos ciudades, una villa y diez poblados.

El Departamento Oriental estaba conformado por los distritos de Alajuela, Heredia, Escazú y Cañas, con tres ciudades, cuatro villas y un pueblo.

En la ley N°105 de marzo de 1835 se establece el Departamento de Guanacaste, que estaba formado por las villas de Guanacaste (hoy Liberia), Bagaces y los pueblos de Santa Cruz, Nicoya y Cañas.

En diciembre de 1841, mediante la ley N°22, se divide el territorio costarricense en cinco departamentos llamados San José, Cartago, Heredia, Alajuela y Guanacaste, con un total de 30 barrios y 51 cuarteles. Los Departamentos pasaron a ser Provincias a partir de la Constitución Política de 1848. En ella, se establecieron las provincias de San José, Cartago, Heredia, Alajuela y Guanacaste, así como la comarca de Puntarenas. A su vez, éstas se dividieron en 14 cantones y en 55 distritos parroquiales.

A partir de 1870 se crea la Comarca de Limón conjuntamente con la de Puntarenas, se convierten en provincias en 1909, lo cual queda reconocido mediante el decreto N°XX de octubre de 1915.

Cantones y distritos

La evolución de estas áreas ha sido más activa y cambiante pues se han creado nuevos cantones y distritos. Sus límites han sufrido modificaciones.

¿Para se divide?

Es necesario dividir el territorio nacional en unidades más pequeñas para poder administrar las actividades económicas, así como los asuntos fiscales, políticos y judiciales.

Entre las actividades más importantes de la división político administrativa, está la organización del sistema político nacional.

Las elecciones nacionales y municipales se organizan siguiendo este esquema territorial.

Según la Ley sobre División Territorial Administrativa, promulgada en agosto de 1969, nuestro país está dividido en 7 provincias que son: San José, Alajuela, Cartago, Heredia, Guanacaste, Puntarenas y Limón. Cada una debe de tener por lo menos un 10% de la población total del país.

Las provincias están divididas en cantones, los cuales tienen que tener al menos 1% de la población total del país. Finalmente, los cantones están divididos en distritos, formados por barrios y poblados.

Cada provincia tiene diferente extensión territorial, costumbres y tradiciones. Algunas tienen más población que otras, pero todas se rigen por ciertas características compartidas por todos los costarricenses como el idioma, la moneda y el sistema político democrático.

Algunas críticas

Hoy sabemos que la organización territorial de nuestro país no es la más adecuada para la administración y organización del territorio. Las provincias, cantones y distritos no facilitan el manejo de recursos e intereses de la manera más apropiada para cada lugar. Por eso decimos que es un sistema obsoleto, no actualizado.

Así, se han implementado las regiones de planificación, que algún día podrán sustituir el régimen provincial y cantonal actual. Si queremos que cada lugar pueda tener un mejor desarrollo económico, político y social debemos de reorganizar el territorio.

Pongamos un ejemplo: para los pobladores de cantones como Osa, Coto Brus, Golfito o Buenos Aires sería mejor depender de una unidad administrativa más cercana geográficamente, como San Isidro del General o Buenos Aires. Depender de Puntarenas se justificaba cuando no había caminos y se comunicaban por el mar.

Tales modificaciones se obstaculizan por intereses económicos o políticos, que no permiten una evolución acorde con las necesidades socioeconómicas actuales.


© 2003. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com